El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció que los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) le hicieron saber que aceptaron tomar medidas de austeridad y ya preparan un ajuste presupuestal de 5 mil millones de pesos para el 2019.

En conferencia de prensa, López Obrador aseguró que su encuentro con los magistrados fue respetuoso, además de queexiste una buena relación y compromiso por llevar a cabo el plan de austeridad republicana.

Explicó que tanto los magistrados como los legisladores electos están conscientes que no se pueden mantener los sueldos actuales y es necesario implementar una política de austeridad,   sin embargo aclaró que no se trata de imponer nada, sino que cada poder haga un esfuerzo para conseguir reducir los costos burocráticos.

“Me da satisfacción poder decir que ya se dio un primer paso, ya el hecho de que va a haber una reducción de 5 mil millones ya esto es importante. Estamos hablando de una actitud propositiva, sensible. Puede ser un primer paso pero es una buena señal, un buen mensaje. Del poder Legislativo yo espero lo mismo”.

López Obrador y la futura secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero, con los ministros de la Suprema Corte. Foto: Especial

López Obrador explicó también que promoverá que ningún funcionario público gane más que el Presidente, aunque respetará la autonomía del resto de los poderes. “Son tres poderes y el Ejecutivo dejará de ser “el poder de los poderes; no se va a someter al Legislativo ni al Judicial”, indicó.

Para esto, el presidente electo advirtió que enviará al Congreso una iniciativa para que se aplique la ley reglamentaria estipulada en el artículo 127 de la Constitución.

En la actualidad, los ministros de la SCJN reciben al mes 270 mil pesos; López Obrador adelantó que al tomar posesión de su cargo percibirá 108 mil pesos al mes.

Julio Scherer Ibarra y Andrés Manuel López Obrador. Foto: Especial

Por otra parte, el tabasqueño anunció también que su equipo está avanzando en la creación de planes que elevarán a grave los delitos de corrupción, fraude electoral y robo de combustible, así como para modificar la reforma educativa, con lo que buscará garantizar el acceso a la educación en todos los niveles.

“Se elevará a rango de ley la entrega de pensión universal a todos los adultos mayores del país, lo mismo a discapacitados pobres”, añadió.

Dichas reformas, explicó, serán enviadas al Congreso desde el 1 de diciembre, fecha en que asuma su cargo de Presidente de México.