El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los empresarios con los que se reunió la noche de este miércoles en Palacio Nacional,  expresaron su respaldo para la compra de casi tres millones de boletos o “cachitos” en la rifa  del avión presidencial, lo que se traduciría en alrededor de mil 500 millones de pesos. 

“Ayer los empresarios, todos expresaron su apoyo sin que tomaran la palabra, hubo una manifestación de respaldo de rifar el avión presidencial, les tengo que reconocer mucho a los empresarios; primero porque asistieron, no hubo desaires”, dijo en su habitual conferencia mañanera.

 

Emilio Azcárraga Jean, presidente de Televisa. Foto: Especial.

Decenas de directivos y dueños de las principales compañías mexicanas, como Bimbo, Televisa, Grupo Carso, Cinepolis, Grupo Angeles e Interjet, acudieron el miércoles por la noche a una cena benéfica convocada por el tabasqueño en Palacio Nacional, en la que se les invitó a  comprar números de la rifa.

AMLO dijo que el compromiso surgió por parte de 75 empresarios y en los próximos días se sumarán algunos más que no pudieron estar en la cena. A todos, comentó, se les explicó que el monto económico obtenido con los boletos será para comprar equipos médicos, como tomógrafos, rayos X, ambulancias. 

La austeridad que se vive al interior del gobierno que él encabeza, fue uno de los temas recurrentes durante la cena. López Obrador dijo que los empresarios tienen el derecho de usar su dinero de la manera que más les convenga, pero es muy distinto al comportamiento que debe seguir un servidor público. 

Carlos Slim. Foto: Especial.

“¡Cómo un servidor público va a tener aviones de lujo y helicópteros de lujo y va a actuar de manera faraónica! Entonces, cuando se decide que los servidores públicos ya no puedan utilizar aviones privados, helicópteros privados y se aplica una política de austeridad, se está mandando un mensaje claro”, añadió.