El periodista Álvaro Delgado acudió a la mañanera del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para rematar su reportaje en el que dio a conocer la red de políticos que se encuentran detrás del medio digital Latinus que conduce Carlos Loret de Mola. 

El mandatario le respondió que ya conocía que los familiares de Roberto Madrazo Pintado, el Gobernador michoacano Silvano Aureoles y Patricia Olamendi, ex subsecretaria de Relaciones Exteriores de Vicente Fox Quesada, estaban detrás de la plataforma de medios Latinus. Pero afirmó que pensó que no le correspondía denunciarlos.

“No queremos que se utilice de excusa, si hacemos una denuncia de ese tipo, que estamos limitando la libertad de expresión. Queremos que todos puedan ejercer sus libertades, como se está haciendo, sin límites. Hasta con insultos, y no censuramos”, dijo el mandatario a Álvaro Delgado Gómez, director de Investigación de SinEmbargo.

El Jefe del Estado mexicano informó que no existe una investigación, pero sí lo habría en lo relativo al pago de impuestos, debido a que en la investigación realizada por el periodista mexicano, Latinus no ha declarado sus contribuciones ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).  

A los conservadores no les gustó que Delgado asistiera a la conferencia del tabasqueño y en redes sociales lo acusaron de “chayotero”, entre ellos al director y dueño de la revista Etcétera, Marco Levario Turcott, quien fue uno de los beneficiados con contratos de publicidad en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

También lo hizo Fernando Belaunzarán, quien incluso comparó a Álvaro con Lord Molécula, el youtubero que se deshace en halagos hacia el mandatario.

En realidad, lo que les disgustó a los adversarios de AMLO, fue que este felicitara al periodista por su trabajo. 

“Álvaro, primero felicitarte por tu trabajo periodístico, por tu trabajo como periodista independiente, que lo eres. Y también felicitarte porque tomaste la decisión de salir de Proceso, una revista de mucho prestigio, dirigida por Julio Scherer que en paz descanse. Carlos Fuentes llegó a decir que don Julio Scherer era el Francisco Zarco del periodismo. […] Acerca de la investigación que realizaste, pues es creíble. Sí tenía información”, le contestó López Obrador.

Desde Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo subrayó que su Gobierno usa su derecho de réplica, pero que no se ha ocupado de las personas que financian al medio. “Sí he hecho mención a Loret de Mola y a Víctor Trujillo a veces porque son muy tenaces, críticos nuestros. Somos como el centro de todo su quehacer periodístico, como lo somos para otros medios”, agregó.

AMLO recordó aquella ocasión en la que el periodista Carlos Loret de Mola dijo que algunas obras de reconstrucción en Palenque y el Tren Maya se estaban haciendo porque La Quinta, sitio que le heredaron sus padres, iba a subir de precio y que con todas esas obras iba a tener plusvalía.

“Y desde aquí le mandé a decir que le proponía un trato, que le cambiaba su departamento de Miami por la plusvalía que iba a obtener de La Quinta y hasta ahora no he tenido respuesta”, añadió frente a los medios de comunicación.