El Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, solicitó la autorización del Congreso estatal para contratar otro préstamo, en esta ocasión por 6 mil 200 millones de pesos.

A decir del secretario técnico de la Mesa Interinstitucional de Reactivación Económica, Mauro Garza Marín, la medida está justificada porque la entidad enfrenta un déficit por 5 mil 080 millones de pesos.

Por ello, la mesa de reactivación económica de Jalisco acordó de manera unánime que Alfaro solicite al Congreso la autorización para contratar la deuda pública descrita con motivo de la pandemia por coronavirus, para infraestructura y desarrollo.

Cabe mencionar que la mesa de reactivación está conformada por funcionarios estatales, municipales, empresarios -entre ellos parientes de Alfaro-, así como la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos, representantes del Poder Legislativo y de la Universidad de Guadalajara.

¿Para que serviría esta deuda?

Según Garza Marín, la cantidad solicitada sería utilizada para retomar obras públicas que habían sido recortadas del presupuesto de 2020 para dirigir los recursos a la atención de la pandemia.

Del total solicitado, 3 mil millones se destinaron para sortear las necesidades derivadas de la pandemia de Covid-19; mil 260 millones por la caída de ingresos estatales y 820 millones de pesos por la disminución de los recursos federales.

Enrique Alfaro Ramírez. Foto: Gobierno de Jalisco.

Este martes la solicitud de deuda habría sido presentada en el Poder Legislativo, en donde sería necesario contar con dos tercios de los votos para aprobarlo.

No obstante, desde la semana pasada Morena dejó claro que no apoyaría más deuda para la entidad, y pidió a los diputados del PRI y PAN que se unieran para impedir las decisiones mayoritarias de los legisladores de Movimiento Ciudadano, el partido de Alfaro.

Deuda tras deuda

Hace cerca de mes y medio, el Gobierno de Jalisco pidió mil millones de pesos en un préstamo a pagar en 12 meses, con el objetivo de aportar fondos para los proyectos emergentes y mantener una economía sana ante la cuarentena.

El Gobierno de Alfaro aseguró que el préstamo no comprometería la estabilidad ni la calidad crediticia del estado y que se harían ahorros administrativos para no tener que recurrir a nuevos créditos en el corto plazo, lo que se incumplió con el anuncio de la nueva deuda.

Además, se trataría del segundo préstamo de largo plazo solicitado por Alfaro, ya que en 2019, a unos meses de asumir como Gobernador, logró que el Congreso aprobara aumentar en 5 mil 250 millones de pesos la deuda de Jalisco, con la finalidad de realizar obras públicas y construir infraestructura.

En 2019 Jalisco, durante la gestión de Enrique Alfaro (desde diciembre de 2018), se ha endeudado con más de 19 mil 500 millones de pesos, algo así de 40 millones de pesos al día. La banca comercial le ha prestado 13 mil 415 millones de pesos; Banobras, 6 mil 19 millones de pesos.

Si se aprueba el nuevo préstamos, Alfaro habrá endeudado a Jalisco con 25 mil 700 millones de pesos, misma que se seguirá pagando durante 20 años, hasta 2039.