Esta vez no fue el apagado del sistema de bombeo, las obras inconclusas del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) se inundaron por sí solas con el temporal de lluvias. La superficie destinada al centro de transporte intermodal y el estacionamiento de vehículos,  así como el espacio donde pasaría un tren de pasajeros quedaron anegados.

Televisa News reportó el hecho y entrevistó a una de las gerentes de una constructora, que explicó lo siguiente:

“Todo ese proyecto estaba planeado que tuviera asentamientos controlados, sin embargo, a la hora de estar ya abandonada, el agua que estaba planeado que iba a estar presente durante toda la obra, iba ser bombeada, ahorita al estar completamente solo el sitio, pues se está acumulando”.

También confirmó que en la zona ya sobrevuelan aves y hay patos disfrutando del agua estancada, lo que contrasta con la versión oficial del sexenio anterior en el sentido de que el vaso lacustre no es de gran relevancia, a pesar de que el Nabor Carrillo alberga a miles de aves migratorias en su viaje hacia el sur. 

“Ya hay patos y pájaros volando por ahí, aunque esa agua es estancada, no sabemos qué va a pasar, porque no tiene para donde salir esa agua”, dijo la mujer entrevistada. 

El pasado 28 de agosto, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que fueron cerrados y liquidados alrededor de 700 contratos de la construcción en Texcoco. Los foniles o columnas, las pistas de aterrizaje, torre de control y otras áreas que llevaban un avance del 30 por ciento, presentan crecimiento de maleza y humedad.

Entre tanto, Gerardo Ferrando Bravo, director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, dijo que se proyecta construir un parque ecológico.

Gustavo Alanís, director del Centro Mexicano de Derecho Ambiental dijo que la manifestación de impacto ambiental del aeropuerto de Texcoco obliga a realizar un programa de restauración.

Entrevistado al respecto, el  secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT) Javier Jiménez Espriú, afirmó que no tiene ya ningún sentido preservar las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), porque sería una “barbaridad”.

“Eso no se puede preservar así, porque las condiciones del terreno se hunde, baja, sube, diferencialmente, es distinto el número uno que el número tres de la pista, eso se tiene que mantener con peso para que no suba o se hunda, la conservación de eso es una barbaridad, no sirve para nada”, dijo.  

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú. Foto: especial.

Y abundó: “Hay un amparo que se presenta en las obras porque existe la idea de que a lo mejor, un día, alguien decide volver a hacer el aeropuerto de Texcoco. Cada día hay más información, más datos, más constancias de que eso no debió ser nunca construido, eso ya se ha hundido varios centímetros, es una barbaridad, si legalmente hay un juicio, ingenierilmente no tiene razón de ser”, afirmó esta mañana durante la conferencia de prensa de Andrés Manuel López Obrador.

El tabasqueño dijo por su parte que  desde el punto de vista ambiental y ecológico, lo mejor para la zona es recuperar el lago.

“A mí me gustaría que se vaya a Texcoco, vayan a Texcoco, a donde iban a construir el aeropuerto, vean cómo está el camino, los hundimientos que tiene, el camino, toda esa zona, es como la Calzada Zaragoza, constantemente hay hundimientos, entonces escogieron el peor lugar y por eso vamos a recuperar el lago, que sería lo mejor desde el punto de vista ambiental y ecológico. Vamos a buscar mantener las obras, pero lo mejor para mantener esa zona es que se le de su vocación natural, que sea lago, como lo ha sido por siglos, o sea para que ir en contra de la naturaleza”, agregó.

Revés a Claudio X. González

Este martes y después de varios aplazamientos, el juez revocó la suspensión otorgada inicialmente al colectivo “No más derroches” que encabeza el empresario Claudio X. González, que evitaba la construcción del nuevo aeropuerto en la base aérea militar de Santa Lucía.

A quienes  no cayó bien el fallo del juez, fue a los líderes de las cúpulas empresariales que aseguran que el aeropuerto de Santa Lucía se trata de una “obra ideológica” que está destinada a convertirse en un “elefante blanco”. Esa es la apreciación de Enoch Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

El líder empresarial también convocó a rueda de prensa, pero para desacreditar al gobierno de AMLO y el aeropuerto de Santa Lucía.

“Lo ha dicho la sociedad de pilotos, lo ha dicho el Colegio de Ingenieros, una asociación reconocida a nivel internacional como es MITRE: Santa Lucía no le va a agregar ningún valor a México y si se lleva a cabo a pesar de todo, estará condenado a ser un elefante blanco en muy pocos años”, advirtió. 

El presidente de Canacintra añadió que es momento de analizar el proyecto antes de que se gasten más recursos en ella. “No tiene sentido generar una austeridad férrea e incluso recortando puestos de trabajo si el dinero se va a invertir en un agujero negro que no va a tener ninguna utilidad”.