Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Polemon | 20 octubre, 2017

Scroll to top

Top

Sin comentarios

URGENTE: el PRIAN planea madruguete para aprobar la Ley de Seguridad Interior

URGENTE: el PRIAN planea madruguete para aprobar la Ley de Seguridad Interior

Por: Jaime Avilés (@Desfiladero132)

24 abril 2017.- Tomaditos de la mano, PRI y PAN llegaron durante la semana pasada a su máximo nivel de cretinismo. Tras la “caída” (negociada) de Javier Duarte, el oligofrénico presidentito del PRI, Ochoa Riza, empezó a repetir frenéticamente que Andrés Manuel López Obrador y el asesino veracruzano son “cómplices”. El PAN giró un boletín a sus militantes para que se pusieran a decir, en todas partes, que “Duarte le dio dos millones y medio de pesos a Morena”, y les recomendó “no polemizar ni entrar en detalles”.

¡Calumnien, calumnien, calumnien!, es la única consigna del grupúsculo de ladrones, saqueadores y genocidas encabezado por Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, en nombre de Carlos Salinas de Gortari. Son tan poquita cosa, tan mamarrachos, que cuando AMLO mostró copias del documento oficial con que la PRG exoneró a Moreira por órdenes de Fecal, éste —acusado de participar en el fraude de Odebrecht— rompió a tuitear a favor de la clase media venezolana sublevada contra Maduro, y a exigir, una y mil veces, que AMLO se pronunciara contra el gobierno de ese país.

Peña Nieto en la entrega de un galardón a Felipe Calderón. Foto: Especial

Desesperado porque siente que es la hora de que un sector de la derecha mexicana protagonice un levantamiento golpista, el papanazi Ja-Ja-Javier Lozano propuso en tuiter: “que se designe un candidato del PRI, PAN, PRD, Verde para evitar que AMLO llegue al poder”. Pero cuando el dirigente de Morena entregó a la prensa y exhibió ante la opinión pública la exoneración de Fecal a Humberto Moreira, Lozano sorprendió a las audiencias, como se dice ahora, con una bravuconada de pipope sin huevos revestido de profunda ignorancia: “¡AMLO es un imbécil! No entiende la división entre poderes ni mucho menos la diferencia entre jurisdicción local y federal.”

Según Jajaja Lozano, los poderes de la unión serían cuatro: ejecutivo, legislativo, judicial y la PGR. Quiere hacernos creer que Marisela Morales, última titular de la PGR en el sexenio de Fecal, exoneró a Moreira por decisión propia, como si la oficina a su cargo no formara parte del poder ejecutivo, o como si el documento que presentó López Obrador correspondiera al estado de Coahuila.

Javier Lozano Alarcón, senador de la República por el PAN. Foto: Tania Olmedo/EsImagen!!

Si olvidamos que según Montesquieu una verdadera república es aquella en la que los tres poderes son autónomos y recordamos que en México, la única vez en la historia en que tuvimos una genuina división de poderes y una auténtica república fue durante los gobiernos de Benito Juárez y Lerdo de Tejada, veremos que Jajaja Lolozano es un merolico, un nalgas pronta que necesitaba un pretexto para llamarle “imbécil” a AMLO y subir sus bonos entre los sectores más aguerridos de la derecha prianista que empieza a considerar seriamente un golpe de Estado a fin de que no haya elecciones en 2018.

Margarita Zavala, el disfraz o botarga que se ha puesto Felipe Calderón para reelegirse y de tal modo eludir la cárcel que siente cada día más cercana —denunciado por Odebrecht y acusado ante la Corte Penal Internacional de La Haya por genocida— clama a los cuatro vientos que el Congreso de la Unión apruebe ya, pero ya, a más tardar el día 30 del mes en curso, la Ley de Seguridad Interior que facultaría al ejército y la marina a controlar el aparato de la justicia —ese cachivache oxidado— y de tal suerte engendrar una dictadura cívico-militar al servicio de Salinas, que evite a Calderón, a Peña, a  Chong y a la cáfila de gobernadores criminales, priístas, panistas y perredistas, terminar sus días tras las rejas por la comisión de tantos delitos de lesa humanidad.

La diputada del PRI, Mercedes Guillén Vicente, hermana del Subcomandante Marcos. Foto: Noroeste

Familia Guillén Vicente: conflicto de interés

No deja de ser muy divertido que la diputada priísta que redactó la Ley de Seguridad Interior, Mercedes Guillén Vicente, sea hermana de un pintoresco ciudadano que en 1994 declaró la guerra al ejército mexicano y todavía mantiene vivo su pronunciamiento. ¿No estamos ante un claro conflicto de intereses? ¿Qué haría el ejército, en el marco de la nueva ley tan ansiada por la derecha golpista y la cúpula de narco militares, ante el Ejército Zapatista de Liberación Nacional?

Si la ley ni siquiera aborda el tema, la diputada Guillén estará protegiendo a su hermano el dizque guerrillero budista de Chiapas. Si la ley, por el contrario, faculta a las fuerzas armadas a exigir que el EZLN retire su declaración de guerra o se atenga a las consecuencias, podría interpretarse como que la diputada en cuestión utiliza su cargo público para zanjar viejas rencillas intrafamiliares.

Nada más por el notabilísimo conflicto de intereses en que ha incurrido la señora Guillén, su anteproyecto de ley debe ser desechado (o que los abogados imparciales y objetivos me corrijan si me equivoco o escribo de mala fe). César Camacho Quiroz, otro miembro de la banda terrorista Estado de México —gobernó esa entidad— dijo el viernes, como líder del PRI en la Cámara de Diputados, que la ley golpista “no pasará en este período de sesiones”, lo que en buen castellano significa: estamos listos para dar un madruguete de un momento a otro.

El diputado del PRI, César Camacho Quiroz y el diputado del PRD, Jesús Zambrano. Foto: Especial

ATENTO AVISO: no fue muy buena idea la de publicar en las semanas Santa y de Pascua una serie de reflexiones acerca de por qué personas de todos los partidos están firmando el acuerdo de unidad nacional con AMLO por el renacimiento de México.

La tercera y última parte de la serie, ya que las audiencias estén otra vez de regreso, aparecerá mañana, pero aquí va un adelanto: aunque le duela en el alma a Fecal, el proyecto de gobierno de AMLO apunta no a Sudamérica sino hacia Europa: es un proyecto que aspira a que en 2024, México se parezca mucho más a Noruega y a Suecia, que al pantano de la Colombia mexicana de Peña, Fecal y Salinas en donde nos ahogamos, nos asfixian, nos abruman los feminicidos, nos matan una persona cada tres horas y quieren que la violencia –atizada por el ejército– sea combatida con más violencia. ¡Niguas!

No olviden que AMLO, en su discurso del Monumento a la Revolución, dijo que a partir de 2018 el ejército regresará a sus cuarteles “y las fuerzas armadas, que son el pueblo uniformado, no volerán a ser usadas para reprimir al pueblo”.

Enviar un comentario