Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Polemon | 18 febrero, 2017

Scroll to top

Top

19 Comentarios

¿Por qué México se sacó la lotería con Trump? |DESFILADERO

¿Por qué México se sacó la lotería con Trump? |DESFILADERO

Por: Jaime Avilés (@desfiladero132)

27 de enero 2017.- ¿Se acuerdan de Roger & Me, el documental de Michael Moore sobre la decadencia de Flint, un pueblo de Michigan, donde se arruinaron las fábricas de automóviles en los años 80, durante Reagan y Bush I? Bueno, pues Obama no lo entendió, Hillary no lo entendió, Bernie Sanders no lo entendió. En cambio, Trump sí lo entendió y por eso ganó la presidencia de Estados Unidos.

Aunque la película es de 1989, de acuerdo con Hernando Gómez Buendía, periodista colombiano del diario El Espectador, “desde el año 2000 se han cerrado 70 mil fábricas en Estados Unidos y más de cinco millones de empleos se han ido para China. Y este, ni más ni menos, es el hecho que explica la elección de Trump”.

A partir de un viejo esquema elemental —el Partido Demócrata es el complejo industrial militar y el Republicano es la industria del petróleo— Desfiladero pronosticó, semanas antes del 8 de noviembre, que Hillary multiplicaría las guerras en el mundo y agudizaría el antagonismo de la Casa Blanca con el Kremlin, en tanto que, con Trump, se daría un entendimiento muy significativo entre Moscú y Washington.

75

Como ya lo he dicho, nunca me cansaré de celebrar la derrota de Hillary. Gómez Buendía escribe: “Trump se opone a declarar más guerras (…) tiene, sin embargo, el desafío de salir del avispero que Bush (II) armó y que Obama no acabó de liquidar. Su fórmula es sencilla: un acuerdo con Rusia para restablecer el orden —cualquier orden— en Oriente Medio”, que empezaría, agrega, por reconocer la dictadura de Siria y reiterar su apoyo a Israel contra Palestina, cosa, esta última, digo yo, que también habría hecho Hillary.

Trump, y con esto dejo en paz a Gómez Buendía, “tiene dos objetivos perfectamente definidos: evitar atentados terroristas y devolver el empleo a Estados Unidos”, lo que implica pactar con Rusia y convertir a China “en el centro de la tensión mundial”. El sucesor de Obama es abominable, pero su proyecto es lo mejor que podría haberle pasado a México. ¿Por qué?

La noticia más positiva de esta semana dice que Trump anuló, con el poder de su firma, el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (ATP abreviado en español o TTP en inglés). Éste era tan maligno, tan dañino para los trabajadores de los países signatarios, que fue negociado en secreto por Obama, Hillary y los gobiernos de Canadá, México, Perú y Chile, así como por Japón, Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Brunei, Singapur y Vietnam.

Trump presume la salida del Tratado de Asociación Transpacífico.

Trump presume la salida del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.

Pedro Miguel lo describe como “un mecanismo de anulación de los estados nacionales ante los embates de los capitales sin patria” (La Jornada, 24/1/17). En marzo de 2015, un borrador del acuerdo, fechado en enero de ese año, estableció que las empresas extranjeras tendrían “mayores poderes para demandar directamente a los gobiernos firmantes en tribunales extrajudiciales, conformados de manera discrecional”.

Peor todavía: las empresas extranjeras iban a tener derecho de “exigir compensaciones, pagadas por los contribuyentes, ante acciones gubernamentales, financieras, de salud, ambientales, de uso de suelo y otras”, cuando consideraran que no eran respetados los privilegios que les otorgaría el ATP. ¿No es Peña Nieto un traidor a la patria por tratar de arrastrar a México a ese estercolero? Lo es, pero las negociaciones empezaron en 2010 y las impulsó ese otro rejijo de la chingada que se llama Felipe Calderón.

En el marco del ATP, una firma extranjera podría privatizar los mantos acuíferos del país y el suministro de h2o a las ciudades, y si el gobierno cediera a las presiones ciudadanas para que los inversionistas dejaran de matarnos de sed, un tribunal, por encima de las leyes internacionales, podría sancionar a ese gobierno y condenarlo a cobrarnos nuevos impuestos para indemnizar a la empresa “afectada”.

Presidentes en la firma del Acuerdo Transpacífico.

Presidentes en la firma del Acuerdo Transpacífico.

Esta aberración se fue al demonio, gracias a Trump, aunque Trump, inspirado en el propio ATP, piense en castigarnos con nuevos impuestos para cubrir los gastos del muro, algo que no sucederá, y no porque Peña se oponga, sino porque Peña, su gabinete asesino y la dictadura salinista que lo respalda, van de salida: su etapa histórica, inaugurada en 1982, ha llegado a su fin.

¿No es motivo como para destapar una caguama bien fría y brindar por la muerte del ATP y la derrota de Hillary? Trump dice también que va en contra del TLC, pero no sabe, o finge ignorar, que no le bastará con su poderosa firma para echarlo abajo, pues los poderes legislativos de Estados Unidos, Canadá y México tendrían que votar el procedimiento. Para nuestro país, la anulación de la cláusula relacionada con el campo, sería simplemente maravillosa.

Salinas de Gortari aceptó, al firmar el TLC, que México dejara de apoyar a sus productores rurales. Zedillo acabó con los precios de garantía de las cosechas, eliminó los subsidios a fertilizantes, tractores, bueyes, etcétera, y abandonó a los campesinos a sus miserias, pero aceptó que Estados Unidos brindara todo tipo de asistencia técnica y económica a sus propios farmers. Ya conocemos los resultados.

Campesinos contra el TLCAN. Foto: Cuartoscuro

Campesinos contra el TLCAN. Foto: Cuartoscuro

Al abrir las fronteras, para que exportadores agrícolas de todo el mundo introdujeran sus mercancías sin pagar impuestos, una piña de Filipinas —conozco muy bien este caso— salió a la venta en tres pesos en los supermercados del DF, mientras los campesinos de Oaxaca se veían en la necesidad de pedir diez pesos por una piña no menos sabrosa que la asiática, debido a que de esos diez pesos tuvieron que pagar cinco nada más por sacarla de la tierra y llevarla a la ciudad más cercana. Nuestro campo fue asesinado por Salinas y, en consecuencia, se despobló, y en muchos lugares del país hoy los cultivos predominantes son la mariguana y la amapola.

Rogelio Ramírez de la O —vuelvo a citarlo y ahora sí lo haré bien— estima que Trump y sus magnates aspiran a recuperar “una masa de tres mil millones de millones de dólares” dispersos por el mundo, para invertirlos en Estados Unidos. Con ese dinero respaldaría su promesa electoral de crear millones de empleos para el proletariado blanco que lo llevó al poder y reducir su dependencia de los trabajadores migrantes y disminuir las importaciones: dos amenazas directas, o una doble amenaza, para los mexicanos pobres que aquí no tienen futuro, y para los mexicanos ricos, que en lo personal exportan a Estados Unidos 95 por ciento de lo que fabrican, aunque en términos más amplios, México envíe “sólo” 78 por ciento de su producción a los mercados del imperio.

Carlos_Salinas_Peña_Nieto

La dictadura salinista es una maquinaria diseñada para concentrar la riqueza en muy pocas manos y despojar de la tierra, el trabajo, la vivienda, la salud, los alimentos, y por supuesto del dinero, a la inmensa mayoría de la población. No sabe hacer las cosas de otro modo. Sus funciones básicas son imponer políticas públicas inhumanas, y mediante la violencia legal e ilegal, saquear los recursos del país, castigar a la gente de mil maneras y de mil maneras excluirla.

A esto es a lo que el proyecto de Trump —¡alabado sea Alá en Alabama!— se opone. Según él no necesita, que el salinismo continúe obligándonos a emigrar a Estados Unidos para buscar lo que aquí se nos niega. Insiste en que va a deportar a millones de trabajadores mexicanos y que México se rasque con sus propias uñas. Perfecto. Ante tales perspectivas, el salinismo no tiene respuestas, ni imaginación, ni cuadros capaces de impulsar políticas alternativas, ni siquiera una figura electoralmente atractiva para perpetuarse en el poder en 2018.

¿Esto explica por qué Ricardo Salinas Pliego aceptó colocar a Esteban Moctezuma, presidente de Fundación Azteca, como un puente para acercarse a AMLO? ¿O por qué los industriales de Monterrey están en el equipo de AMLO a través de Alfonso Romo? ¿O por qué el mismísimo Carlos Slim pronunció un discurso, apenas anteayer, miércoles, para subrayar la necesidad de fortalecer el mercado interno, como desde hace años lo propone AMLO?

obrador_equipo_FB-960x500

No tardarán los subcomandantes marcos en salirnos con que AMLO es la nueva carta del salinismo y los lectores de Ricardo Alemán, de Rafael Pérez Gay, de Héctor de Mauleón, de Yuriria Sierra y del resto de la opinocracia al servicio de la dictadura salinista preguntarán con el odio que en ellos ha incubado la propaganda: ¿pero, AMLO alguna vez ha propuesto algo? Si no trabaja…

Del plan de gobierno y de las proyectos, esencialmente antisalinistas, que AMLO expone en La salida, su libro más reciente, el número quince en la producción bibliográfica del máximo dirigente opositor del país, tratará esta columna en sus próximas entregas. Pero hasta entonces nada más recuerden: si hubiera ganado Hillary, la sucesora de Peña sería Margarita Zavala, estaríamos en el ATP y todo seguiría igual que hoy, con toda la carga de miseria y horrores que esto supone. Trump es un monstruo, sí, pero su proyecto proteccionista nos obligará, después de 35 años, a terminar con el régimen que destrozó este país. Por eso digo que con Trump México se sacó la lotería.

Comentarios

  1. Jesús Peraza Menéndez

    José Avilés descubre un “mito capiatlista”. El fin del Tratado de Libre Comercio, el fin del Acuredo Transpacífico…, secreto sobre el control de la mano de obra barata ocupada en la industria maquiladora mundial con trabajo semi-esclavo, servil, con endeuedamiento con pago forzoso para millones de trabajadores migrantes en el planeta responde a una forma capitalista de sistemas complejos que poco o nada tienen que ver con las fábricas de ensamblaje en lineas de producción de 1986. Esto es taylorismo con digitalización. Los “proletarios blancos” a los que debe su triunfo, ya estaban derrotados y desplazados por ejemplo de la derrotada y desplazada otrora poderosa industria automotriz estadounidense. La e cayó hasta desaparecer como era originalmente y sobrevivir asociada a la industria asiática-china-japonesa-coreana, con el fin de los motores metalmecánicos, se digitalizo y se sustituyo con plástico el acero (polimeros que son de orige de hidocarburos). No devoverá los empleos a los obreros blancos sinol os pensionara, e pagan su seguros de vida, los manendrá con sus dosis de acohol y drogdas son más de 50 miloones de adictos a drogas sin y con receta, con televisión y multimedia. Los empleos que tiene mexicanos más de 32 millones son claro algunos espcialializados en ciencia los mejores científicos mexicanos trabajan en Estados Unidos y Europa, algunos han desarrollado empresas pequeñas y medianas y otros como Carlos Slim son socios de Trump. La base social para la función de los servicios desde la limpieza, mantenimiento, atención y las maquiladoras -incluidas la agromaquiladoras no son para blancos nunca han sido-,la agricultura con la tecnificación esde blancos en la vía farmner, las granjas pero en la plantaciones los trabajadores desede la fundación del esta nación son afroamericanos y mexicanos, latianos, asiáticos.
    Ciertamente Hillaru Clintón tampoco representaba la vía de una relación justa o la defensa de los derechos humanos, como la representa el juarista AMLO. La ganacia política con Trump es su actitud sin disfraces una vez que con el TLC despojaron vía las reformas estructurales a los mexicanos de las enetrgías, patrimonios natural, y cultural, de los derechos de salud, educación y cultura. Lo que AMLO tendría enfrente con su convicción de respetar los “factores esctructurales” criminales e inhumanos es la administración de la desgracia con “ahorritos sin corrupción y honradez sin reformas sociales estructurales” es su discurso sustantivo.
    El nuevo reparto mundial con Putin y la neoburguesia-estalinista que por ejemplo controla hidrocarburos y energía eléctrica que compre u cosume la Europa Central, el fabuloso negocio de la guerra en la que están igual de comprometidos Putin y Trump pues es una de sus actividades económicas estratégicas más del 50% de los recursos del planeta se gastan en guerra u actividades asociadas, protección, seguridad, industria médico-farmacéutica hospitalaria. Son todas ganacias que quieren Trump y sus socios.
    Este optimismo histórico de José Avilés me parece que no ha comprendido la dimemsión de los sistemas complejos mundiales, las formas de espacio-tiempo que el mercado financierio imperial, los procesos de producción digitalizados, el empleo precario con salarios irrisorios, el movimiento mundial de nómadas laborales es circulación de mano de obra por el planeta consumida como insumo o combustible de los paquetes tecnológicos efimeros según la moda y el ritmo de avance con ciencia apliacada y tecnología.
    Bien, el orden del capiatalismo es mundial, La crisis de humanidad y de la cultura tiene exactamente esta dimensión, el Estado-Nación ha dejado de funcionar como entidad del contra social y se ha convertido como lo señalo Marx en un gendarme que cuida los intereses de la junta de adminsitración del capital monopolico.
    Trump cabia el concepto de la guerra, ahora ya no salvaran a la humanidad del demonio del “eje de mal”, o por la patria lastimada por la planta de un extraño enemigo, o por el credo fundamentalistas de las Cruzadas o de los islámicos patriarcales perversos. No la guerra será con Trump con el que la pague y el pague protección, el dinero se venderá carísimo en creditos impagables que se cobraran con sus policías y ejercitos igual al pequeño deudor que a las naciones. Esa son las leyes que se handictado en México por eas minoría sobrerepresentada que ha desfarudado tres veces a la opisición electoral de izquierda Cárdenas y AMLO.
    Bueno, entraña comprender que se necesita mucho más que un redentor honrado, juarista-cristiano, se requiere de un movimiento prefectamente estructurado para defender el territorio, construir resistencias no sólo políticas sino de sobrevivencia con la producción de alimentos y desarrollando mercados locales, regionales, con Latinoamérica y con los otros pueblos de mundo en la resistencia contra el despojo, y la expansión imperial de los corporativos trasnacionales. Esto apreciado José Avilés será igual frente a la mascara “humanitaria” de Hillary Clinton que perdió que con farandulero empresario de los concursos de belleza concentrador de suelo, espaculador urbano y terriblemente violento. Enrique Peña Nieto sus gabinete de voraces saqueadores del ITAM, de os priístas-panistas-perredistas del Pacto neoliberal son tratados con el desprecio del grente del imperio al que ya no le sirven para nada. Su trato es con Carlos Slim del que fue empleado. Asi las cosas no se porque esperamos hasta que la sequía intelectual no deje más que una agonía resignada, esperanzada en un redentor u otro y para pasar a la autoorganización aprendiendo a gobernarnos a producir creativamente para dejar esa trerible condición de implacables consumidores sedentarios. Con un abrazo!!

  2. José Luis trigueros

    Que pésima columna, hablas de todo y de nada, te fusilas opiniones de otros y das tendenciosamente como ciertos lugares comunes. Concluyes con expresiones descerebradas dignas de cualquier chairo al servicio del pejeloco. Solo perdí mi tiempo leyendo esta basura.

    • juan fernandi

      Ya…ya chiquito tomese su nanila

    • Raul Arias

      Se le llama periodismo.

    • Alberto Algranti

      Mas lo perdí yo leyendo tu banal comentario

    • Ernesto López Diaz

      José luis trigueros se ve que eres un vividor del gobierno, igual o peor que Peña, pero eso
      se les va acabar, son unos traidores a la patria, serán recordados eternamente, como la peor basura mexicana, ese es el gusto que me da. NO SIRVEN PARA NADA.

    • Marian Blanco

      Si la calidad de esta labor periodística, no te “cerebra”, tu tiempo perdido es lo de menos; con el hueco en tu cabeza, es lo único que te quedaba por perder.

  3. luis Jiménez

    buen artículo, comentarios originales e ingeniosos…. pero creo que Jaime Avilés añora los 70´s, y los estatismos, subsidios, rectorías económicas del estado etc etc… en resumen: populismo

  4. Antonio Torres

    Pobres razonamientos los del señor Avilés. Todo lo interpreta en la clave de su vergonzoso fanatismo obradorista. En pocas palabras su “lógica” es como sigue: Obrador es “el único y verdadero líder opositor” al neoliberalismo. El TLCAN es la joya de la corona de ese neoliberalismo al cual se opone el “único y verdadero líder”. En consecuencia, quien esté en contra del TLCAN, sin querer queriendo asume las posturas del “único y verdadero líder opositor”. Conclusión: como Trump está en contra del TLCAN, está entonces contra el neoliberalismo, coincide pues con Obrador, y no será tan malo como lo pintan. — Razonamientos absurdos, sostenidos solo con la misma argumentación que el señor Avilés repite como disco rayado, soso, ramplón, simplista, necio y vástago del fanatismo: Obrador es el “único y verdadero líder opositor” y por éso, amenaza Avilés, le dedicará sus próximas entregas a comentar el libro de su ídolo. ¡PUAFF! —- Por donde se le vea, Trump es mucho peor que la señora Hillary Clinton. Solo a un tipo fanatizado como Avilés se le van de su pobre perspectiva hechos como éstos: Trump no pagó impuestos por poco más de 20 años; quebró varias empresas; su “Universidad Trump” resultó ser un fiasco académico y otro fraude fiscal más en su haber; de manera reiterada y sistemática utilizó mañas legaloides para no emplear a trabajadores de las minorías étnicas; su misoginia y odio hacia las mujeres alcanza grados enfermizos; los dardos envenanados de su racismo lo dirige contra mexicanos pobres, no contra cualquiera, sino contra los mexicanos de las clases trabajadoras, a éstos los hace responsables de la pérdida de empleos en EU. Es un desquiciado que carece de oficio político, sus mañas las aprendió durante los años que estuvo de “estrella2 de un “reality TV show” de la peor ralea. —- Por donde se le vea, Trump fue peor alternativa para el mundo y para México en comparación con la señora Clinton. Pero bueno, Avilés, como todo fanático, se ha montado en su macho y seguirá predicando exactamente lo contrario de lo que la mayoría de internacionalistas de prestigio, renombre y calidad de todo el mundo han dicho: Trump es una peor alternativa para el mundo en comparación con Hillary Rodham Clinton, quien además GANÓ el voto popular por más de tres millones de votos (un “detallito” que el fanático Avilés desde luego no registra). — En fin. Última vez que pierdo mi tiempo con este señor Avilés.

    • Manases

      Me encantan las opiniones de personas como usted. siempre denigrando a quien piensa distinto, siempre insultando, a quienes usted ve mal…pero es su modo de ser… y eso me gusta, que sea uno asi de cerrado y egocentrico.

      • Antonio Torres

        Usted no me conoce de nada, así que quien denigra es usted mismo. Y eso no me gusta, que sea usted así de cerrado, ignorante y que no va al fondo de los argumentos expuestos. siempre insultando a quien usted ve mal… pero es su modo de ser.

        Y para ir al fondo de lo escrito por el articulista, lo reitero, quien en las elecciones de EU representaba graves riesgos para México y para el mundo no es la señora Clinton, sino el desquiciado Donald J. Trump, y éso es algo que cualquiera puede constatar al abrir las páginas impresas o electrónicas de cualquier diario del mundo: desde Asia, Medio Oriente, Europa, América Latina, para no hablar de medios como Le Monde, The New York Times, Washington Post, Politico, entre otros: todos coinciden en señalar que Trump representa la más grave amenaza a la seguridad planetaria, no sólo en términos militares (ayer sábado ya comenzó el baño de sangre en Yemen, ordenado por este misógino irredimible), sino climáticos, de regreso al racismo y a la xenofobia más cruda.

        En estas circunstancias, es una postura de necedad, por decir lo menos, la de Avilés al seguir insistiendo en que México “se ha sacado la lotería con Trump”.

        Es una afirmación chabacana, irresponsable, superficial e ignorante.

        Que vaya Avilés a la frontera con EU, que vaya a ciudades repletas de migrantes mexicanos y latinoamericanos sin papeles, que tienen familia allá oque han construido una vida del otro lado, y les pregunte si creen que ellos “se han sacado la lotería” con el odio racista y las inhumanas medidas anunciadas por el desquiciado Trump.

        Y a ver qué le responden a tan chabacano y fanático articulista.

        LO reitero: Jaime Avilés prefiere la perspectiva del fanatismo ideológico que la de un examen desapasionado y objetivo de los hechos, procesos y personas.

        • Marco Antonio Zárate

          No te preocupes por las cluecas, preocúpate por las que están poniendo.

    • Marco Antonio Zárate

      Uy! Si les dolió la neta. Al tiempo, chiquitines.

  5. Albeza González Cantú

    Deja que los perros ladren tu articulo es buenísimo duro y a la cabeza hace mucho que no encontraba tus articulos Mas claro ni el agua

    • Antonio Torres

      Usted no me conoce de nada, así que quien denigra es usted mismo. Y eso no me gusta, que sea usted así de cerrado, ignorante y que no va al fondo de los argumentos expuestos. siempre insultando a quien usted ve mal… pero es su modo de ser.

      Y para ir al fondo de lo escrito por el articulista, lo reitero, quien en las elecciones de EU representaba graves riesgos para México y para el mundo no es la señora Clinton, sino el desquiciado Donald J. Trump, y éso es algo que cualquiera puede constatar al abrir las páginas impresas o electrónicas de cualquier diario del mundo: desde Asia, Medio Oriente, Europa, América Latina, para no hablar de medios como Le Monde, The New York Times, Washington Post, Politico, entre otros: todos coinciden en señalar que Trump representa la más grave amenaza a la seguridad planetaria, no sólo en términos militares (ayer sábado ya comenzó el baño de sangre en Yemen, ordenado por este misógino irredimible), sino climáticos, de regreso al racismo y a la xenofobia más cruda.

      En estas circunstancias, es una postura de necedad, por decir lo menos, la de Avilés al seguir insistiendo en que México “se ha sacado la lotería con Trump”.

      Es una afirmación chabacana, irresponsable, superficial e ignorante.

      Que vaya Avilés a la frontera con EU, que vaya a ciudades repletas de migrantes mexicanos y latinoamericanos sin papeles, que tienen familia allá oque han construido una vida del otro lado, y les pregunte si creen que ellos “se han sacado la lotería” con el odio racista y las inhumanas medidas anunciadas por el desquiciado Trump.

      Y a ver qué le responden a tan chabacano y fanático articulista.

      LO reitero: Jaime Avilés prefiere la perspectiva del fanatismo ideológico que la de un examen desapasionado y objetivo de los hechos, procesos y personas.

  6. luis alberto

    Excelente articulo.Aunque a trump debemos considerarlo nuestro enemigo primero tenemos que preocuparnos por los que tenemos en casa.es decir toda la tecnocracia que nos a gobernado desde tiempos de salinas de gortari.El libre comercio no es malo cuando se da en igualdad de circunstancias.Pero un libre comercio en las condiciones de corrupcion que se viven en mexico son contraproducentes ya que quienes politicamente nos”representan”han terminado traicionando a sus gobernados.Tal es el caso que hoy estamos viviendo en carne propia.El tratado de libre comercio apoyado por los tecnocratas solo a servido para incrementar la enorme dependencia economica del pais hacia estados unidos.Es claro por la formacion escolar de estos tecnocratas que su principal objetivo es la de enriquecer a las empresas estadounidenses y es eso presisamente lo que han hecho estos traidores a la patria,ENRIQUECER A LA GRANDES TRANSNACIONALES en detrimento de los recursos naturales de la nacion.Estos apatridas nos han dejado en una situacion vulnerable ya que por ejemplo si al energumeno gringo se le antoja,da la orden de cortarnos la llave de la gasolina y las graves consecuencias que esto tendria para la vida cotidiana del pais serian desastrosas.Lo mismo pasa con la dependencia alimenticia,como bien menciona el articulo el campo esta totalmete abandonado y dependemos de lo que nos mandan de EU.Talvez y como yo creo(como dice el articulista)la llegada de trump no sea tan mala para mexico,si sus acciones por rebote nos permiten de una vez por todas recuperar la soberania energetica y alimentaria de nuestro pais.Pero para que esto funcione,necesitamos del apoyo de la ciudadania para sacar del poder a esta manada de entreguistas y ladrones.

  7. DANIEL RUBIO

    Jaime Avilés, tan lúcido como siempre. Desde el Observatorio Universitario de Geopolítica, en Texcoco, ya habíamos llegado a una conclusión muy parecida.
    Un abrazo fraterno maestro Avilés.

  8. Saúl Escobar

    El título del artículo escrito por Avilés es muy desafortunado. Eso de “ganar la lotería” implica que alguien ha tenido la buenísima suerte de que le llueva dinero inesperado.

    El que un tipo como Trump se haya hecho de la presidencia de USA nadie puede verlo como un suceso afortunado, golpe de suerte, resultado del azar puro y simple.

    en este sentido el título del artículo y su postura fundamental están equivocados. Y hasta resultan de pésimo gusto y agresivos para los cientos de miles de los inmigrantes, para las comunidades musulmana, hispánica y afroestadounidense.

    Es una gran ofensa para ellos el decir que se sacaron la lotería, el golpe de suerte de su vida al estar un loco racista de la talla de Trump dando órdenes que criminalizan a las personas solo porque son mexicanos, migrantes o de profesión religiosa islámica.

    Igual, Avilés está del todo equivocado al suponer que la renegociación y eventual salida de USA del TLCAN por sí solas implicarían una vuelta de tuerca en la política comercial de apertura a los mercados. Ahí está China, presentándose como el sustituto global de USA si es que este último país abandona las decenas de tratados de comercio libre en las que participa.

    El enorme error de Avilés es que ha hecho del TLCAN una bandera ideológica que representa lo “malo”, a lo que habría que oponer “lo bueno” que sería un hipótetico modelo de sustitución de importaciones. La realidad sin embargo no es de blanco versus negro.

    En ésto es lamentable ver cómo se parecen los razonamientos de Jaime Avilés y los de Donald Trump: como ambos ven las cosas así, en blanco y negro, la solución de ambos es, ¡qué paradoja!, casi igual palabra por palabra: sacar a USA del TLCAN (Trump), y en consecuencia México se sacó la lotería al acabar, de facto, saliendo del mismo Tratado (Avilés).

    El problema es que las soluciones de política económica puramente “nacionalistas” son insuficientes para el desarrollo y el bienestar. El mundo de hoy no es para nada igual al existente tras la gran crisis global del capitalismo de los años 1929-1936, y de la segunda guerra mundial 1939-1945. Este conflicto bélico permitió a México construir una incipiente base industrial, ya que USA dedicó su enorme capacidad fabril y comercial a la guerra. Estas condiciones no existen hoy.

    La situación es que el TLCAN fue negociado y acordado sin tomar para nada en cuenta a los grupos sociales que serían afectados. No hubo consultas nacionales, no hubo debates parlamentarios, ni el poder Legislativo tuvo vela en el entierro. Se tomaron en cuenta los intereses de las grandes empresas y del sector financiero: esta es la falla de origen de dicho tratado.

    Ahora, como lo muestran los acuerdos del MERCOSUR y de los tratados comerciales en los que participan las naciones hermanas de Bolivia, Venezuela, Ecuador, Argentina, claro que es posible construir acuerdos comerciales en los que están tomados en cuenta y presentes los intereses de otros sectores sociales, no solo el de las grandes empresas.

    El comercio internacional no tiene por qué ser entendido según las mentes de tecnócratas obtusos, ni de nacionalistas trasnochados. Puede ser canalizado por caminos que beneficien al conjunto de la sociedad, sin que representen perjuicios estructurales a los productores nacionales del campo y de los sectores industriales y de servicios.

    Resumiendo, Jaime Avilés ha cometido una enorme equivocación al afirmar que es un golpe de fortuna el que un racista como Trump tenga las riendas del poder en USA.

    Sólo los racistas, supremacistas, los fanáticos, los misóginos, los ultraderechistas, pueden ver como un evento del azar y de la buena suerte que un sujeto de esa calaña esté haciendo desmadre tras desmadre con su vecino mexicano y con las minorías étnicas y religiosas.

    Yo no soy parte de ese “México” del que habla tan a la ligera Avilés y que se sacó la lotería con Trump. Es una afirmación ofensiva, inapropiada, grosera y equivocada.

    Como equivocada es también su presunción de que el la salida de los USA del TLCAN por sí sola conduciría al regreso de políticas comerciales y arancelarias proteccionistas. El comercio internacional está aquí. El problema no es el de evitarlo con viejas recetas del nacionalismo propio del siglo pasado. El problema es que el comercio mundial sea canalizado y gestionado por gobiernos responsables de sus gobernados.

    La solución “a la Trump” y “a la Avilés” de encerrarse en un proteccionismo disque nacionalista es demagógica, errónea y fuera de tono con las realidades del mundo globalizado.

  9. Jesús Valles

    Sin afán de ofender, a poco no es cierto que se ha dejado a su suerte a los campesinos y productores agrícolas de nuestro país? A poco no es cierto que los salarios de las maquiladoras son salarios de hambre?
    Creo que ya estuvo bueno y dejar a Obrador de lado en las realidades tan terribles que vive nuestro país y dejar de culparlo por señalar todas ellas. Pues creo que no ha descubierto el hilo negro. Sólo es terco en estar a dale y dale.
    En fin si Trump se orienta a proteger a sus ciudadanos, pues que también México proteja a los suyos. Ya se veía venir esto, la dependencia económica que muchos mexicanos tienen de los empleos en EU es tremenda, y todo porque nuestros gobiernos se condujeron de una manera cómoda y corrupta. El problema viene y viene fuerte.

Enviar un comentario