Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Polemon | 13 diciembre, 2017

Scroll to top

Top

4 Comentarios

Ostula: matanza el domingo, devaluación el lunes

Ostula: matanza el domingo, devaluación el lunes

Por: Jaime Avilés (@desfiladero132)

En el principio se levantó el EZLN. Cuauhtémoc Cárdenas era por segunda vez candidato a la Presidencia. El 15 de mayo de 1994 se reunió pública y masivamente con los comandantes rebeldes, pero el protagonista del encuentro, el Sup Marcos, hizo un discurso apabullante y acabó de darle la puntilla. Ernesto Zedillo ganó y su sexenio fue un infierno para los zapatistas, pero en cumplimiento de un viejo pacto entre Salinas y el PAN, Vicente Fox llegó a Los Pinos el primero de diciembre de 2000.

Los comandantes del EZLN y el Sup emprendieron una gira por medio país en febrero de 2001, llegaron al DF en marzo, se acercaron al Palacio Legislativo de San Lázaro, una comandante indígena tomó la palabra y pidió que se incorporaran a la Constitución los acuerdos de San Andrés, firmados por Zedillo y los insurrectos en 1996.

Muchos trámites después, el tema fue votado por el Congreso. Fox necesitaba el apoyo del PRD y Jesús Ortega, el chucho mayor de la escoria política, se lo dio con los pantalones en las rodillas. En aquel tiempo, Lazarito Cárdenas Batel era senador y, por instrucciones de su papá, se pronunció en contra de los acuerdos. Para compensarlo, Fox lo hizo gobernador de Michoacán. Y ese fue el génesis de la debacle.

Sentado ya en el palacio de Morelia, Lazarito regaló a Marta Sahagún la hermosísima playa de El Tamarindillo. Fox se frotó las manos y dijo: aquí vamos a levantar el Cancún del Pacífico. Y como estaba en plena recostrucción del virreinato de la Nueva España, dando entrada a los grandes consorcios ibéricos en materia de energía, turismo y muchos rubros más, nuestros nuevos conquistadores no dudaron de respaldar sus planes costeños.

Playas en Ostula, Michoacán. Foto: Sabotaje/Flickr

Playas en Ostula, Michoacán. Foto: Sabotaje/Flickr

Muy, muy cerca de El Tamarindillo hay unas playas habitadas desde siempre por indígenas nahuas que se dedican a la pesca y a la agricultura. Desgraciadamente para ellos, dentro de sus montañas prodigiosas en biodiversidad hay inmensos yacimientos de hierro, plomo y múltiples minerales más. De la mano de Fox y sobre el tapete en que se había convertido ya Lazarito, llegó una poderosa minera italiana, asociada con una minera argentina, así como una minera de la India, otra de Corea del Sur, otra de China…

Los habitantes originales de esas playas y esos montes recibieron indicaciones de empacar sus cosas, sus casas, sus animales y sus lanchas y largarse de ahí lo más pronto posible. Por supuesto que se opusieron. En 2006 Felipe Calderón le robó la Presidencia a AMLO, con la complacencia de Fox, los Cárdenas y el resto de la Dueñocracia. En los primeros meses de 2007, luego de declarar la guerra contra los narcos, inmediatamente llegaron los narcos a Ostula.

No sale sobrando decir que esas playas semivírgenes en largos tramos de la costa eran, gracias en parte a Lazarito y sus acuerdos vaya uno a saber con quién, plataforma de export e import del cártel de La Familia Michoacana: desde tamaña inmensidad los antecesores de La Tuta enviaban sus productos a Asia y recibían de China (como otros cárteles siguen haciéndolo) materias primas para fabricar drogas sintéticas. Pero los narcos estaban en lo suyo y no se metían con los indígenas… hasta que el gobierno de Calderón y, en concreto, la gente de Genaro García Luna, les dieron instrucciones.

Fueron tres matones a sueldo —una mujer y dos hombres— los que empezaron a hostigar a las comunidades de Ostula, La Placita, Coahuayana, Chiniquila, Coalcomán y otras que ambicionan las mineras internacionales. Como entre sus enemigos estaba el PRD, los indígenas se adhirieron a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y en 2009 se armaron para defenderse de los narcos.

Lazarito había dejado a los michoacanos en tal desamparo ante el hampa, Leonel Godoy, su sucesor, fue sometido en la fiesta de la independencia de septiembre de 2008 mediante un narcobombazo en la plaza pública de Morelia, y los pueblos, cada cual con sus recursos, comprendieron que o se organizaban para defender sus tierras, sus bosques y sus familias, o se organizaban porque tenían en contra al gobierno federal, al gobierno estatal y a los gobiernos municipales.

Surgió la Policía Comunitaria para proteger los árboles de la región de Cherán, en la región de la Tierra Caliente las pugnas entre La Familia, Los Zetas y los del Chapo ya habían desquiciado a cientos de miles de personas obligadas a pagar narcoimpuestos por cada una de sus actividades productivas, y las desapariciones forzadas, los asesinatos, el terror habían cumplido el cometido calderoniano de paralizar a la población.

Don José Trinidad de la Cruz. Foto: Animal Político

Don José Trinidad de la Cruz. Foto: Animal Político

Con 35 dirigentes comunitarios asesinados por el triunvirato de sicarios, otros exiliados en Jalisco y en medio de las relaciones más equívocas que imaginar se pueda con la Marina y la Policía Federal, el 28 de noviembre de 2011 hubo una reunión en la que participaron representantes de la Secretaría de Gobernación, de la Defensa, la Marina y la Procuraduría de Justicia de Michoacán con don José Trinidad de la Cruz, el líder más veterano y respetado.

Don Trino, como le llamaban quienes lo querían, exigió que las fuerzas armadas patrullaran la zona de Xayalakan, para proteger a la gente de la costa que vive cerca del puerto de Lázaro Cárdenas. Unos cuantos días después, don Trino fue acompañado por un convoy de soldados de la Policía Federal hasta la entrada de Ostula. El acuerdo era que los uniformados se quedaran a garantizar su seguridad, pero sorpresivamente los camiones dieron media vuelta y se fueron.

De la maleza, como si estuvieran coordinados con los hombres de García Luna, surgieron cuatro matones, agarraron a don Trino, se lo llevaron a rastras y fuera del campo visual de los miembros del Movimiento por la Paz que lo habían acompañado, el anciano de 73 años fue asesinado. Al otro día, de regreso en la ciudad de México, en una rueda de prensa, Pietro Ameglio contó llorando cómo se oían los gritos de dolor del pobrecito viejo a medida que lo apuñalaban.

Nada ha cambiado desde entonces. Aunque las autodefensas lograron ser reconocidas por el gobierno federal, las mineras internacionales siguen avanzando, en tanto los planes turísticos de Fox parecen estancados. Hace tres días, en un operativo que no tenía otra finalidad que provocar a los habitantes de Ostula, el comandante de la policía comunitaria, Cemeí Verdía Zepeda, fue detenido por el ejército en La Placita.

La gente salió a tapar el camino para tratar de impedir que se lo llevaran y llegaron más soldados. Éstos fueron retenidos por los pobladores al filo de las 11 de la mañana. A las tres de la tarde, una columna de transportes militares, con camiones, camionetas e incluso ambulancias, entró a la colonia Ixtapilla disparando contra civiles indefensos, mató aun niño, hirió a una niña y a un adulto que morirían al día siguiente y rescató a sus compañeros.

Era domingo. Al día siguiente el peso cayó a 16.30 ante el dólar. En 1998, Ernesto Zedillo fabricó dos matanzas similares para justificar una devaluación. Antes de los comicios de junio, Desfiladero no descartó que Peña Nieto volviera a usar esta receta. Pues bien, ya lo hizo, y probablemente, en vísperas de la represión que al parecer será brutal contra los maestros de Oaxaca, la empleará cuantas veces le sea útil.

El país no necesita mineras internacionales en la costa de Michoacán, la reforma educativa impuesta por la OCDE que ya prohibió la enseñanza del civismo, la ética y la filosofía desde los tiempos de Calderón, es una trepanación del cerebro de millones de niños que estudian en escuelas en ruinas. El secretario de Educación, Emilio Chuayffet, asesino de Acteal, es un espantapájaros. Peña Nieto y su gabinete de seguridad también.

El desprestigio de las fuerzas armadas es mayor que nunca, el gabinete económico es tan eficaz en el desempeño de sus funciones como el que “vigilaba” al Chapo. Los comicios del domingo pasado en Chiapas —una “fiesta democrática con muertos, palacios y urnas quemadas, casillas reventadas en donde iba perdiendo el PVEM, acarreo de miles y miles de hambrientos plenamente—confirmaron la putrefacción del cadáver del régimen. Pero los gusanos que se lo comen por dentro comparten el mismo objetivo: desde Mancera en el DF hasta Palacio Nacional: exterminar a Morena.

Tal vez sea llegada la hora de convocar a un plebiscito, así sea simbólico, pero necesariamente multitudinario, para que el pueblo decida si Peña se queda o se va. Se aceptan sugerencias…

Comentarios

  1. Es “la” génesis, el género de esa palabra para referirse al origen de algo es femenino.

  2. eduardo

    Es una tragedia pero los neoliberales son como ese cuadro de Brueghel en donde un ciego conduce a otros ciegos, como son ignorantes -lo cual está demostrado- les queda bien el dogmatismo, tienen una doctrina simple que algún flautista les sopla al oido y es la que siguen, con fé ciega, por lo mismo no se enteran del estropicio que van causando y ni siquiera se sentirán culpables de ello.
    Es una tragedia, pero en la oposición, (por utilizar un término que intente agrupar a todos aquellos que estamos inconformes con lo que pasa en este país), andamos dando palos de ciego.
    Podemos dar por de contado, que una consulta sobre la permanencia de Peña decretaría su expulsión inmediata del país. Si es que no la organiza el INE.”Bueno si, pero entonces a quién pondrías” me provocaba un amigo que es panista de toda la vida.
    Si es importante quién, pero es más importante que va a hacer para poner orden en esta burundanga, el discurso de Lopez Obrador contra la corrupción permeó pero fué plagiado por la ultraderecha y ahora hasta televisia y Peña se pasean abanderando esa causa. Entonces necesitamos más caminos, más ideas, ¿se las debemos encargar a una sola persona? no, porque corremos el peligro de tener que asimilar otra vez alguna cosa como los diálogos de Don Durito de la Lacandona.
    Por lo tanto creo que en el Morena se debe hablar de ciencia y de cultura, de historia y de tecnología, de autosuficiencia alimentaria y de tradición…, convocar a los que -ya a nivel planetario- se oponen a los desastes provocados por el neoliberalismo, convocar para desarrollar alternativas que construyan esos otros caminos.

  3. Glafira del Carmen

    me parece bien lo de la consulta, en mi opinión EPN ha sido un presidente ignorante, insensible, poco inteligente y obediente de Televisa. Proponer a una persona para que ocupe la presidencia es muy complicado y aventurado, afortunadamente existe gente muy capaz que, si pero no, esta metida en la política, tantos periodistas honestos, escritores gente de a pie. Si se hace la consulta yo le entro, haría lo que los organizadores crean que puedo hacer. Saludos

  4. Alfredo

    Ya fue convocado tal plebiscito para realizarse el 7 de junio pasado pero no tuvo eco. Entre los convocantes estaban Javier Corral, Gerardo Fernández Noroña y personajes del ambiente cultural. Tú no los apoyaste. Si convocaras ahora, ellos probablemente no te secundarán. Y así estamos patinando desde hace algún tiempo la izquierda social y política divididos por egolatrías y pendejadas. Ya es hora de que nos unamos todos los verdaderos opositores al régimen de Peña. Tú tienes una buena plataforma y prestigio entre un sector importante de opinión pública. Lanza la iniciativa de plebiscito pero asociada a una estrategia de unidad lo más amplia posible. Considera que ahora mismo hay en curso una convocatoria difusa y profusa de paro nacional para el 14 de octubre que también pretende iniciar un movimiento para tirar a Peña. Si llegamos con el régimen intacto al 2018, Morena se topará con otro fraude electoral.

Enviar un comentario