Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Polemon | 19 enero, 2018

Scroll to top

Top

3 Comentarios

Ni su esposa en el súper ni un Nuño bravucón logran levantar a Meade

Ni su esposa en el súper ni un Nuño bravucón logran levantar a Meade

Por: Jorge Gómez Naredo (@jgnaredo)

30 de diciembre de 2017.- En alguna oficina de una empresa de marketing político a alguien se le ocurrió una “brillante” idea: hacer de José Antonio Meade y de su esposa gente cercana al pueblo. Nada de personas que viajan en aviones privados, que viven en casas gigantes, que van a restaurantes ultra lujosos, que se llevan con la élite mexicana, que pasan buena parte de su tiempo en el extranjero. Nada de eso. Meade y su parentela como gente de pueblo, como no ricos, como no privilegiados: como millones de mexicanos.

Por eso, en alguna oficina de alguna empresa de marketing político, decidieron que iban a estar colocando imágenes del precandidato del PRI y de su parentela en espacios “comunes”, del “populacho”.

Así fue con la foto “que se filtró” de Meade y su esposa, con ropas muy del común, dando vueltas en el aeropuerto e la ciudad de México para tomar un vuelo comercial a Chiapas.

José Antonio Meade y su esposa Juana Cuevas, caminando “casualmente” en el Aeropuerto. Foto: Especial

La intención, pensaron esos genios de marketing político, era que la gente dijera al unísono: “mira a esos, son tan como nosotros, que hasta viajan en aviones comerciales” (como si la mayoría de mexicanos viajara en aviones, sean estos comerciales o no).

Pero la estrategia, la idea que nació en una oficina de alguna empresa respetada y conocida de marketing político, no iba a ser solamente una imagen y ya. Es algo más integral. Por eso ayer, los de marketing político, le pasaron a Joaquín López Dóriga una imagen de la esposa de José Antonio Meade, Juana Cuevas, en un supermercado.

El ex estelar de noticieros Televisa, que seguramente recibió una buena suma de dinero por compartir dicha imagen en sus redes sociales, le puso el siguiente texto a la fotografía:

Resaltar lo bajo que cae Joaquín López-Dóriga es como ahondar en un tema ya conocido por todo el mundo. La cuestión no es qué tan corrupto y cínico son los “periodistas” como López Dóriga, sino qué tan desesperados están los asesores de imagen de José Antonio Meade. Y es que no les sale nada, y el no priísta que quiere ser candidato del PRI, nomás no sube ni tantito en las encuestas que reciben todos los días. Nada. Ni un ápice.

José Antonio Meade. Foto: Proceso

El señorito que no levanta

José Antonio Meade ha hecho todo lo que le han dicho que haga: ponte pantalones de mezclilla, usa camisas no tan caras, sonríe mucho, abraza a la gente como si no te sintieras incómodo, sal al sol y quémate, báñate de pueblo, ponte junto a un danzante ahí en el zócalo, recibe con agrado los celulares de bajo costo de esos que te saludan y tómate la selfie con ellos como si estuvieras feliz, como si lo disfrutaras, como si no te dieran asco. No dejes de sonreír. No dejes de sonreír. ¡No lo hagas!

Y José Antonio Meade lo ha hecho todo. Y lo ha hecho bien. Obediente. Como si un organismo internacional económico le dijera qué política seguir. Él ha sido obediente en todo momento.

Incluso, ha sido obediente también su esposa. Que sonría, que se vista tradicional, que no haga esa cara de mirar desde arriba. Que también salude a la plebe, que no le haga el fuchi a nadie. Que vaya a lugares comunes, a la calle, al supermercado. Le han ordenado muchas cosas y ella ha obedecido todo.

Y a pesar de todo, José Antonio Meade no levanta. No sube ni poquito.

José Antonio Meade y Aurelio Nuño. Foto: Especial

¿Dejarlo, poner a Nuño u optar ya por Anaya?

En un párrafo de “pronósticos” para el próximo año, Jude Webber, una reportera del Financial Times, dijo que José Antonio Meade podía ganar las elecciones por el simple hecho de que el PRI es invencible.

Con ese párrafo totalmente superficial, una pléyade de medios de comunicación mexicanos y comentadores de noticias comenzaron una campaña grotesca. Gritan y gritan y gritan: “Financial Times pronostica que Meade ganará las elecciones”.

Están haciendo todo lo posible y lo imposible para colocar a Meade como un candidato competitivo, pero por más que han intentado, por más recursos que han invertido, por más mentiras que han dicho, Meade no levanta.

Y se ven tan grotescos y cínicos…

José Antonio Meade. Foto: Especial

Tan no levanta que, incluso, han pensado ya en sustituirlo por Aurelio Nuño, que ha estado muy activo en redes sociales y ha cobrado notoriedad confrontado a Andrés Manuel López Obrador.

En el PRI están preocupados. Si Meade no va, queda Nuño, pero Nuño no es la salvación ni garantiza crecimiento en las encuestas. Y si él no levanta, ¿qué hacer?

Les quedaría una única opción: Ricardo Anaya. No quieren, porque desean que el que compita con Andrés Manuel, es decir, el que reciba en última instancia todo su apoyo sea el candidato del PRI y no de la coalición PAN-PRD-MC, pero si no es así, si ni Meade ni Nuño, lo tienen bien claro, cederán a Anaya (que tampoco levanta) y lo apoyarán: lo importante es que no gane AMLO.

Mientras esto pasa, siguen intentándolo con Meade. Pero Meade, Meade, ah Meade… nomás no levanta. Nadita. Ni un poquito.

Comentarios

  1. ALFREDO RUIZ MORENO

    MI GALLO ES AMLO, LO DEMAS ES BASURA, POLITICA CORRUPTA.

  2. Nuño habla de la reforma educativa y ni sabe como están los alumnos y maestros siguen igual,piensan que las reformas se se hacen atrás de un escritorio siempre me e preguntado ?cuando hacen las investigaciones de campo? yo nunca lo e visto !!!

  3. el RIP es invencible porque los mexicanos son indefencibles prefieren vivir de rodillas todos los dias!

Enviar un comentario