Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Polemon | 17 octubre, 2017

Scroll to top

Top

Un comentario

¿Impugnó Morena la Ley Kumamoto?

¿Impugnó Morena la Ley Kumamoto?

Por: Francisco Félix Cárdenas

Mucho revuelo ha causado en los últimos meses la reforma conocida como #SinVotoNoHayDinero, que tanto a nivel federal como en Jalisco presentó el diputado local Pedro Kumamoto.

La iniciativa fue enviada en enero de este año al Congreso local y logró una aprobación en tiempo récord. A nivel federal, en San Lázaro, no tuvo el mismo éxito y está en la congeladora.

La propuesta (hoy reforma en Jalisco) de Kuma (como se le conoce a Kumamoto), entre varios puntos, modificó la fórmula de cálculo del financiamiento público a los partidos políticos en el estado, tanto en procesos electorales como en años no electorales. Dicha modificación vinculó el monto total a repartir con la votación válida obtenida por cada partido político, y no ya con el padrón electoral.

(Para una discusión más a detalle sobre la iniciativa original de Kumamoto puede consultarse esta colaboración)

Pedro Kumamoto. Foto: Especial

En un contexto dominado por el uso de las nuevas tecnologías y el hartazgo hacia todo lo que tenga que ver con partidos y política, sobre todo entre la población joven, no resulta extraño que la opinión pública saliera a festejar la aprobación de la citada reforma. Tampoco resulta extraño el que se haya condenado de manera unánime el hecho de que varios partidos políticos hubieran impugnado la aprobación de la iniciativa.

Pero vayamos por partes.

El primer partido en impugnar la reforma fue el Verde Ecologista de México, a todas luces desprestigiado por comportarse como una franquicia y venderse al mejor postor. Sus argumentos centrales fueron, en primer lugar, la presunta invasión de competencias por parte de los legisladores locales, pues de acuerdo con el Verde, el tema del financiamiento a partidos es materia del Congreso federal; el segundo argumento fue el hecho de que la paridad vertical de género en las candidaturas a alcaldes podría violentar a aquellos que buscasen la reelección.

El segundo partido en impugnar la reforma fue Nueva Alianza.

El tercero y último fue Morena. Esta impugnación pasó prácticamente desapercibida en el momento en que fue presentada, el 29 de junio. Fue hasta dos meses después, justo cuando la Suprema Corte desechó las impugnaciones, cuando la mayoría de la gente se enteró que Morena había impugnado la propuesta, noticia que causó revuelo en redes sociales.

Lo que sucedió fue que, con una mezcla de dolo, ignorancia y confusión, diversos actores políticos dieron a conocer que Morena estaba en contra de la propuesta de #SinVotoNoHayDinero, tema central de la reforma electoral aprobada en Jalisco en junio.

Congreso Nacional Extraordinario de Morena. Foto: Especial

Esa información es absolutamente errónea. Morena en ningún momento presentó queja en contra de la modificación en la fórmula de cálculo del financiamiento público a partidos. Al contrario, dicho partido se ha manifestado reiteradamente a favor de la reducción significativa de los montos millonarios gastados en todo lo que tiene que ver con procesos e instituciones electorales, como se puede apreciar en la iniciativa presentada el 22 de septiembre de 2015, a inicios de la LXIII Legislatura, por los diputados Rodrigo Abdalá Dartigues y Juan Romero Tenorio, así como en la iniciativa que propone la Ley de Austeridad Republicana, misma que fue la primera presentada por Morena en esa legislatura y que plantea ahorros sustanciales en diversos ámbitos de la vida pública nacional.

La impugnación de Morena, presentada mediante una acción de inconstitucionalidad suscrita por el presidente de dicho partido, Andrés Manuel López Obrador, no sólo no buscó aumentar los recursos de los partidos, sino que combatió varios elementos que pasaron desapercibidos por la opinión pública, centrada exclusivamente en la euforia generada por la propuesta de Kumamoto, tan conveniente como demagógica y riesgosa.

Dichos elementos son, entre otros, los siguientes:

–  Se exime a los regidores que buscan reelegirse del requisito de separarse del cargo noventa días antes del día de la elección.

Se establece el requisito de que para que un partido tenga derecho a participar en la asignación de regidores de representación proporcional tiene que haber registrado planillas en el número de ayuntamientos que determine la ley.

Se prohíbe que los candidatos promuevan juicios de inconformidad mediante un representante legal.

La primera de estas disposiciones es quizá la más grave de todas, pues supone inequidad respecto al resto de ciudadanos que pretendan contender por el cargo de presidente municipal, toda vez que un alcalde en funciones que busque reelegirse, al no tener que renunciar, puede hacer mal uso del cargo, desviar recursos y cometer abusos para inclinar la balanza a su favor. Además de que es un principio profundamente anti democrático. ¿Acaso no era esto lo que se quería evitar cuando se estableció el principio de no reelección?

En lo que respecta a la segunda disposición, debe señalarse que la elección de cada ayuntamiento es un acto autónomo e independiente de lo que acontece en otros municipios. Suponiendo que un partido presentara planillas en sólo 10 de los 125 municipios del estado, es inadmisible que se coarte su derecho de tener regidores por el principio de representación proporcional, si sus candidatos son acreedores a ello gracias a su votación obtenida. Esta disposición deja al arbitrio de la ley un principio democrático que debe ser preservado.

Supongamos que la ley establece que el mínimo de planillas a registrar en el estado es de 25 y el partido X sólo presentó 22 pero obtuvo 15% de los votos en un municipio, lo cual lo haría legítimamente acreedor al menos a una regiduría, misma que le sería negada por esta disposición absurda. Al mismo tiempo, un partido Y presentó 60 planillas, pero en el municipio en cuestión obtuvo 10%. Así pues, con la nueva reforma, la asignación de regidores sería: 0 para el partido X y 1 para el Y, aun cuando éste último tuviese menor votación. Eso es un absurdo completamente antidemocrático y, por lo mismo, ¡inadmisible!

Pedro Kumamoto. Ilustración: El Universal

Finalmente, impedir que un candidato tenga representantes legales en un juicio de inconformidad es violatorio de los principios elementales de certeza y legalidad, toda vez que cualquier quejoso tiene derecho, si así lo decide, a contar con una representación legal en un juicio, no sólo en materia electoral, sino en cualquiera de que se trate. Esto sólo busca distraer a los candidatos de su quehacer elemental en una campaña, que es la búsqueda del apoyo ciudadano. Se trata de otro absurdo inadmisible.

Lamentablemente, la Suprema Corte desechó todas las impugnaciones, incluyendo las de Morena. La opinión pública, concentrada exclusivamente en la novedad de la disposición #SinVotoNoHayDinero, se lanzó a festinar la resolución en redes sociales, criticando en bloque a Morena, Verde Ecologista y Nueva Alianza por “haberse opuesto a ver reducidas sus prerrogativas”. Nada más falso.

Pedro Kumamoto y el gobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval. Foto: Especial

Gracias a esta resolución, en el 2018, los presidentes municipales que quieran reelegirse podrán hacer uso discrecional de recursos públicos y contarán con ventaja para promoverse sobre el resto de contendientes. Gracias a ello, en el 2018, podrán serle negados regidores de representación proporcional a un partido que alcance la votación necesaria para ello en un municipio. Gracias a ello, en el 2018 un candidato inmerso en un conflicto víctima de guerra sucia tendrá que distraerse de su campaña, impedido de contar con un representante legal en un juicio de inconformidad.

Contra todo ello, además de muchas cosas más, habrá que combatir en su momento. Ojalá sirva de lección. A partir de ahora, bien harían los denostadores apasionados de los partidos y/o de la política en sentarse a analizar con más detalle los posicionamientos y acciones de los actores políticos, antes de condenarlos. No vaya a ser que caigan en desatinos políticos por criticar impugnaciones atinadas.

Comentarios

  1. Ethan

    Nunca me dió confianza este tipo kumamoto, además está todo muy “arreglado” como para que él haya elaborado todas estas artimañas de plan con maña.
    Y no me equivoqué, ese trabaja para alguien y viene siéndo otro bronco nada más.

Enviar un comentario