Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Polemon | 15 noviembre, 2017

Scroll to top

Top

2 Comentarios

Duarte-Narvarte, Coello-Ixtapalapa, ¿gobernadores asesinan en el DF?

Duarte-Narvarte, Coello-Ixtapalapa, ¿gobernadores asesinan en el DF?

Por: Redacción (@revistapolemon)

Foto de portada: Eneas de Troya/Flickr

10 de noviembre 2015.- Una humilde trabajadora doméstica, una simple señora soltera, una niña ilusa, un mujerón como Nadia Vera Pérez, gestora cultural, bailarina y hermana de bailarín contemporáneo, una poeta al igual que su madre… Todas ellas más Rubén Espinosa, el malogrado mejor fotógrafo mexicano después de Pedro Valtierra

Hace 100 días, este pequeño grupo fue asesinado brutalmente en la colonia Narvarte de la ciudad de México. El horror les dio notoriedad a las víctimas, tanta notoriedad que la prensa más perra y faldera tuvo que colmarlas de orines y ladridos, impotente recurso que sólo sirvió como líquido de contraste para que las conociéramos con ojos atónitos y nos quitáramos el sombrero con respeto y con dolor, deplorando que no hubiéramos podido tratar sobre todo con Rubén, sobre todo con Nadia, a quienes los perros tacharon de “mariguanos”, cosa que sin duda habrían reconocido con orgullo, como miles de lectores de esta página.

El regente Mancera alteró la escena del crimen, filtró el expediente a los medios especialistas en nalgas desnudas y cadáveres envueltos, dictaminó que en el caso había mota, putas, una colombiana, mucha cocaína, un payasito de semáforo y otros bichos, pero desde un principio dijo que la matanza de Narvarte no tenía nada que Ver con el crimen organizado, ni con Javier Duarte de Ochoa.

Mancera quiere darle carpetazo al caso Narvarte para emitir así una verdad histórica en favor de Duarte, quien a su vez ha forjado un nuevo estandarte para liquidarte, un nuevo precedente, una nueva clásula del séptimo mandamiento: si eres gobernador no matarás a tus opositores en tu tierra, te los echarás en la CDMX. Mancera está puestísimo para ayudarte, con ese arte que derrochó en Narvarte…

Algo así debieron de haberle dicho al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, pues el viernes pasado, a las siete de la mañana, tres jóvenes activistas, indígenas chiapanecos, defensores de derechos humanos, iban caminando por una calle de Ixtapalapa hacia la parada del microbús cuando se les atravesó un pelao pistola en mano y les dijo: “Por andar de chismosos se los va a llevar la chingada”. Y les vació la carga. Pero no los mató. Que se sepa.

El modus operandi es el mismo en los dos casos. Hay un binomio doble compuesto por DuarteNarvarte y CoelloIxtapalapa. La diferencia está en que el caso IxtapalapaCoello involucra a indígenas chiapanecos, a quienes el PRD, Mancera, los Chuchos, la indiferencia y el racismo volvieron rápidamente invisibles, inaudibles, irrecuperables. ¿A quién le interesan los indios?

Comentarios

  1. Felipe Báez

    MAM: ya le llegaron al precio o desea recomendaciones para la grande.

  2. angello corriguez

    Uff…uff…uff…que mier…país…qué es “esto”…? he repetido más de mil veces ” cada pueblo tiene el gobierno que se merece” hoy me pregunto, cual gobierno… Cual pueblo… Como repite y repite y repite oscar Chavez… No amo a mi patria…cual patria???

Enviar un comentario