Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Polemon | 27 julio, 2017

Scroll to top

Top

Sin comentarios

¿Crisis en la mente del pueblo o mentes dementes en crisis? |DESFILADERO

¿Crisis en la mente del pueblo o mentes dementes en crisis? |DESFILADERO

Por: Jaime Avilés (@Desfiladero132)

04 abril de 2017.- Puedo recitar los versos más triste de Neruda o abrir Google, buscar referencias, escribir por ejemplo, la noche está estrellada y tiritan azules las luces policiacas, ignorar los resultados, preguntar por el 80, detallar, Carlos Arturo Quintero, alias 80, Namiquipa, Chihuahua, La Línea, brazo armado del cártel de Ciudad Juárez, número de veces que en el último año cayó preso en supuestos enfrentamientos con el ejército y la marina, por tierra y por aire: dos.

En marzo y octubre de 2016, la segunda vez tras la toma de posesión de Javier Corral, diversos medios captados por Google coinciden en que el 80 fue detenido, o “habría sido detenido” luego de medirse con las fuerzas armadas. Nada en Google nos permite confirmar si esto fue cierto o es falso. Pero la realidad es más precisa: el pasado 23 de marzo, el 80 asesinó a la periodista Miroslava Breach en Chihuahua y dejó un cartel que decía: “Por lengüona. El 80. Sigue Corral”.

Un portal quizá ya extinto, mexicanosalgrito, de wordpress, publicó en 2011 una denuncia titulada “El descaro en Namiquipa, Chihuahua”. Sin firma y con párrafos muy breves, detallaba que en aquel municipio de la sierra de Chihuahua “el grupo criminal de La Línea tiene control total sobre (la dirección de) seguridad pública y todos los policías colaboran para esta organización”. El gobernador, César Duarte, hoy prófugo, decía en aquellas fechas que Namiquipa era “tierra de oportunidades”.

La periodista Miroslava Breach. Foto: Especial

Tras el asesinato de Miroslava, el secretario de Gobernachong dijo, aludiendo a Javier Corral: “Cómo se nos descompuso Chihuahua”. ¿A quién se refería con el retórico “se nos”? ¿Al 80 y a él mismo? ¿A ellos dos y a La Línea, a las autoridades que vigilan uno de los más importantes pasaderos de la droga que México, por vocación histórica, exporta a Estados Unidos?

No son momentos para jugar a las exageraciones: todo en su justa dimensión. Volvamos a la noche del pasado 9 de febrero, situémonos en Tepic, AMLO estaba ahí cuando un helicóptero acribilló, en menos de un minuto, a siete gatilleros del cártel de los Beltrán Leyva, entre ellos el H2 y el H9.

López Obrador se indignó por la brutalidad manifiesta y lo exteriorizó durante sus discursos de gira por Nayarit. El secretario de Gobernachong, el secretario de Marina, el secretario de Defensa, el secretario de Educación, los columnistas del aparato de propaganda, incluso el presidentito del pri (en minúsculas) desataron una andanada de calumnias patrioteras, irresponsables y secesionistas.

AMLO contra las Fuerzas Armadas

AMLO contra las fuerzas armadas fue el título de un programa matutino de Emilio Azcárraga a través de Loret en Televisa. Todo, recuérdese, empezó por la matanza de Tepic. AMLO fue aun más lejos: dijo que desde el sexenio de Felipe Calderón hasta la fecha, en México ha habido una matanza cada mes. “Cuando triunfemos, las fuerzas armadas regresarán a sus cuarteles, el ejército no se usará más para reprimir al pueblo.”

A medida que aumentaba la gritería, ahora enriquecida por Felipe Calderón —recién señalado por su participación en el caso Odebrecht—, el vocero oficial de la Secretaría de Defensa, general José Carlos Beltrán Benítez, salió a rendir parte de guerra: afirmó que algunas declaraciones —no dijo de quién— generan “una percepción equivocada de la realidad”.

Más aún: exigió “pruebas que sustenten las supuestas quejas o acusaciones de las que se ha especulado ante los medios de comunicación”. No acababa de decirlo cuando otra noticia le agregó un poco más de sabor al caldo: al salir de México por Tijuana y pasar a Estados Unidos, el excelentísimo procurador de justicia de Nayarit, licenciado Edgar Veytia Cambero, fue capturado en San Diego, California.

El fiscal de Nayarit, Edgar Veytia. Foto: Especial

El Departamento de Justicia, a petición de un jurado secreto, lo procesará por contrabandear a Estados Unidos, entre enero de 2013 y febrero de 2017, al menos un kilo de heroína, cinco kilos de cocaína, medio kilo de metanfetaminas y una tonelada de mariguana. Según la DEA, Veytia estaba ligado a dos cárteles enemigos: Jalisco Nueva Generación y el de los Beltrán Leyva, cuyos capos, el H2 y el H9, murieron aquella noche del 9 de febrero, ametrallados por la Marina, no por el gobierno nayarita.

Dato curioso, Veytia será procesado en el mismo tribunal de Nueva York donde radica el caso del Chapo. Veytia Cambero había aprobado todos los exámenes de confianza a que lo sometió el gobierno de Peña, antes de entrar en funciones en 2013, el mismo año en que empezó a delinquir. Si ya era investigado desde entonces, ¿por qué fue atrapado, hace tan sólo unos días, por el Departamento de Justicia de Estados Unidos y no por la PGR, el Cisen, la Secretaría de Gobernachon o las fuerzas armadas destacadas en Nayarit?

¿Qué pasará en Chihuahua? Tras el asesinato de Miroslava Breach, este domingo primero de abril, día de entrada en vigor del horario de verano, el diario Norte de Ciudad Juárez anunció el cierre definitivo de su edición impresa. A estas noticias se añade la sorpresiva muerte del escritor Sergio González Rodríguez, autor de la primera investigación periodística profunda sobre el aparente fenómeno de los asesinatos de mujeres jóvenes en Ciudad Juárez, una antología de feminicidios, que al paso de las décadas transcurridas desde 1990 se reveló como política de Estado a favor de la privatización del petróleo, tal como lo demostró Federico Mastrogiovanni en su libro Ni vivos ni muertos (Grijalbo) traducido ya al italiano, alemán, polaco y francés.

El escritor Sergio González Rodriguez. Foto: Especial

Los terrenos donde antes hubo ranchos, cuyos dueños huyeron del narco, hoy son pozos de fracking. Entre sus propietarios abundan funcionarios y ex funcionarios del PRIAN. Los narcos vendieron los predios por falta de infraestructura para destruir el subsuelo y chupar el gas natural que éste contiene, y que sale una sola vez, como una flatulencia mortífera, ecocida pero no renovable.

Cuatro días antes del asesinato de Miroslava, el diputado federal por Chihuahua, Carlos Hermosillo Arteaga, murió en un accidente mientras viajaba por carretera. Su suplente, Antonio Enrique Tarín García, ex director de adquisiciones de Hacienda en el gobierno de César Duarte, se disponía a sustituirlo, cuando Javier Corral solicitó su arresto por estar involucrado en una red de corrupción.

Para evitar su encarcelamiento, Tarín se refugió en la Cámara de Diputados y aceleró los trámites para tomar posesión de su cargo y recibir la protección del fuero. No lo logró, pero el PRI movió hilos conducentes y Tarín huyó con un amparo en la bolsa, un hecho que nos remite al Senado de la República, en donde la presidenta del PRD, Alejandra Barrales Magdaleno, despidió a su suplente, la incansable Martha Tagle, y recuperó su escaño y, desde luego, el fuero que la mantendrá a salvo de toda acción policiaca por haber adquirido, con recursos de procedencia inexplicable, un departamento de lujo, que vale un millón de dólares en Miami.

Enrique Peña Nieto en evento con más de 30 mil militares. Foto: Especial

Este es el clima de exasperación que da el banderazo de salida a las campañas electorales en Nayarit, Coahuila, Edomex y Veracruz, apenas unos días después del discurso en que Enrique Peña Nieto mando a instalar un templete rectangular y verde —mitad ring de bax, mitad campo de golf— y rodeado de soldados, clases y tropas, decretó:

PRIMERO: Queda estrictamente prohibido criticar al ejército.

SEGUNDO: Queda estrictamente prohibido pensar de manera distinta a la que pienso.

Enviar un comentario