Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, no se salvarán de declarar en la causa que se le sigue a Emilio Lozoya Austin, pues estos,  fueron mencionados por el ex titular de Petróleos Mexicanos (Pemex), dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

Lo único que está por aclararse, precisó, es saber si su declaración será por escrito. 

“Cuando hay una denuncia, según me han informado los abogados, tienen que ir a declarar los implicados, lo que no sé es si por ser ex presidente, de conformidad con el Artículo 108 de la Constitución, que dice que los presidentes solo pueden ser juzgados por traición a la patria y delitos graves, no sé si pueda hacerlo por escrito. Pero sí, todos los implicados tienen que declarar”, sostuvo durante la conferencia matutina de este viernes realizada desde Acapulco, Guerrero.

 AMLO comentó que cualquier prueba que se presente se hará pública porque es un “asunto de Estado”. En ese sentido se pronunció por revelar el contenido de la grabación que está en manos de la Fiscalía General de la República (FGR), en el que presuntamente está la evidencia de los sobornos entregados por la constructora brasileña Odebrecht.

“Sí me gustaría verlo porque hay que poner en descubierto toda la corrupción, eso si me interesa para estigmatizar a los corruptos, porque no es nada más castigarlos, si no que no se repita, es prevenir la corrupción por el daño que causa”, resaltó.

Destacó que la FGR podría encontrar una manera de mostrar la grabación sin violar el debido proceso, o bien, sacarlo de las pruebas para hacerlo público, pues de acuerdo a varios abogados, “las pruebas de este tipo no son de tanto valor en los juicios”.

“Puede ser que no tengan valor legal, pero en lo moral son de primer orden. Decir, ni modo, esta prueba que no tiene mucha importancia en lo legal, pero si es muy importante para la purificación de la vida pública de México (…) sería interesante que la gente vea, si es sobre dinero, cómo se repartía el dinero, cómo se comprueban voluntades, cómo se compraban conciencias, cómo se compraban los votos, para no regresar a lo mismo”, indicó.

El tabasqueño insistió que Calderón Hinojosa y Peña Nieto deben ser juzgados, pero que la decisión de ello debería ser  tomada por la ciudadanía a través de una consulta. “Siento que para juzgar a un presidente, según como se ven las cosas en el país, tiene que haber una consulta, y que no sólo deben ser dos, se tiene que considerar desde Salinas hasta la fecha”, dijo.

Calderón sigue enojado

Andrés Manuel aprovechó su conferencia de prensa para señalar que Felipe Calderón está enojado con él, porque supuestamente ha emprendido una persecución política en su contra, señalando una y otra vez el tema de su ex secretario de Seguridad, Genaro García Luna, recluido en una prisión de máxima seguridad den la Ciudad de Brooklyn, Nueva York, acusado de brindar protección al Cártel de Sinaloa. Sin embargo dijo que él no tiene nada que ver en ese asunto.

“Si (Calderón) está pensando que yo tengo influencias hasta para decidir lo que esta haciendo este Juez en Nueva York pues entonces sí está exagerando”, agregó. 

El Jefe del Ejecutivo dijo que incluso ya perdonó a Calderón por “robarle la Presidencia” en las elecciones de 2006.

“Esta enojado el expresidente Calderón conmigo, dice que hay persecución política, yo ya lo perdoné, nos robó la Presidencia, él lo sabe, pero yo no odio, y no es conmigo, es con el Juez de Estados Unidos que está investigado el caso de García Luna. Ni modo que yo vaya a decirle al Juez en Estados Unidos:  ‘Ya no investigues, exonera a García Luna’, eso no lo puedo hacer, obviamente no me corresponde, es un asunto del Gobierno estadounidense”, añadió.