Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Polemon | 22 junio, 2017

Scroll to top

Top

4 Comentarios

AMLO, Catarino Erasmo y la fiesta de Fernández de Cevallos |DESFILADERO

AMLO, Catarino Erasmo y la fiesta de Fernández de Cevallos |DESFILADERO

Por: Jaime Avilés (@Desfiladero132)

16 de marzo 2016.- ¿Cómo murió el coronel Aureliano Buendía? García Márquez lo mató así. “Vio los payasos haciendo maromas en la cola del desfile, y no quedó sino el luminoso espacio en la calle, y el aire lleno de hormigas voladoras, y unos cuantos curiosos asomados al precipicio de la incertidumbre. Entonces fue al castaño, pensando en el circo, y mientras orinaba trató de seguir pensando en el circo, pero ya no encontró el recuerdo. Metió la cabeza entre los hombros, como un pollito, y se quedó inmóvil con la frente apoyada en el tronco del castaño. La familia no se enteró hasta el día siguiente, a las once de la mañana, cuando Santa Sofía de la Piedad fue a tirar la basura al traspatio y le llamó la atención que estuvieran bajando los gallinazos.” #CienAñosDeSoledad

Durante la presentación de Catarino Erasmo Garza Rodriguez. ¿Héroe o bandido?, su décimo cuarto libro, el pasado lunes ante el Monumento a la Revolución, Andrés Manuel López Obrador habló en contra del analfabetismo político, o la voluntaria ignorancia de quienes dicen que no les interesa la política y por ello no votan y no participan de modo alguno, sin darse cuenta ni hacerse cargo de que gracias a ellos, los políticos corruptos destruyen o prostituyen todo lo que tocan.

La arenga, a partir de una cita de Bertolt Brecht, no mencionó la orgía del sábado pasado en uno de los ranchos de Diego Fernández de Cevallos, una fiesta privada y secreta que reunió a tantos delincuentes de la política—de Salinas de Gortari a Felipe Calderón, de Norberto Rivera a Carlos Slim, de Manlio Fabio Beltrones y el ex presidente del PRD, Carlos Navarrete, o de Carlos Marín a Ciro Gómez Leyva— que si estuvieran presos en un país democrático sumarían un milenio de cadenas perpetuas, de acuerdo con el columnista Enrique Galván Ochoa.

Carlos Salinas y el Jefe Diego.

Carlos Salinas y el Jefe Diego.

El inesperado video que Xóchitl Gálvez grabó con su teléfono a través de Periscope, a miles de personas les dio tanto asco como el que nos asalta cuando nos encerramos en el retrete de una estación de autobuses y al levantar la tapa del excusado sentimos ganar de vomitar y jalar la cadena. Tan escatológica y desafortunada metáfora resulta, sin embargo, sumamente ilustrativa de lo que el reciente y devastador informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos reportó sobre las desapariciones forzadas, los feminicidios, los cinco asesinatos con violencia cada veinticuatros horas, las fosas clandestinas y otras linduras de México: la situación es catastrófica pero el gobierno la minimiza.

Miguel Ángel Osorio Chong dijo: “Ese informe no refleja la situación del país”. Arely Gómez fue menos condescendiente: “No compartimos la metodología”. Además del secretario de Gobernación y la Abogada Defensora de la República, Peña Nieto habrá emitido algún rebuzno similar al respecto. Pero volvamos al repugnante excusado de la estación de autobuses: de nada nos sirve jalar la cadena porque no hay agua. De nada nos sirve exigir un alto a la matanza cotidiana si quienes deben actuar para detenerla no paraban de reírse en la fiesta de Diego Fernández de Cevallos.

Denunciado como el parásito que siempre ha sido, Ciro Gómez Leyva justificó su asistencia al rancho de uno de los abogados más ladrones de todos los tiempos, rechazando la “falsa superioridad moral” de quienes nos asqueamos de él y de sus amos. Luego de calificar a Fernández de Cevallos como un “extraordinario” personaje, el sicario mediático terminó su columna con estas dos palabras: “querido Diego”.  Retardo Alemán a su vez tuiteó: “La élite también tiene derecho a divertirse”.

Una de las escenas mejor logradas por doña Flor Gálvez vino a ser aquella en que Felipe Calderón dice de Carlos Navarrete: “Este es del PRD, se estacionó en doble fila”, y Navarrete se pone a la defensiva y replica: “Nos estamos portando bien”, y los dos se ríen con una estridencia que obliga a pensar en los dientes de Peña Nieto y de Rosario Robles cuando la prensa los capta carcajeándose.

Carlos Salinas, Carlos Slim y Felipe Calderón, invitados al cumpleaños de Diego Fernández de Cevallos.

Carlos Salinas, Carlos Slim y Felipe Calderón, invitados al cumpleaños de Diego Fernández de Cevallos.

Si un meteorito hubiese caído el sábado sobre el rancho del traficante de influencias más inverecundo de México, la mitad de la escoria política de nuestro ex país se habría ido al caño. Claro está que seguiría en pie la otra mitad de la escoria, por ejemplo, el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, que fue el primero en felicitar a Gerardo Gaudiano por “triunfar”, léase por haberse robado la presidencia municipal de Villahermosa lavando 66 millones de pesos, a través de Multivale, empresa igual a Somex que repartió miles de tarjetas prepagadas, a razón de cuatro mil pesos cada una, para comprar muchos más votos que durante el fraude de junio pasado.

A quienes venden su voto para permanecer en la miseria; a quienes “anulan” para castigar al “sistema” con el látigo de su desprecio; a quienes no se meten en política porque lo suyo, lo suyo, es sobrevivir como se pueda, pasarla lo mejor posible y mirar hacia otra parte cuando se les aparece “la cara de la desgracia”, López Obrador los exhortó a rebelarse, a movilizarse, a organizarse para impulsar la cuarta transformación del país, a resistir en defensa de la Ciudad de México ante los que quieren volver a privatizar todo, en una palabra, a no hacerse pendejos (aunque de ninguna manera lo habría dicho así) frente a la impunidad que cobija a los amigos de Fernández de Cevallos, nuestros nuevos señores feudales, nuestros dueños…

Cuando en 2013 estaba escribiendo Neoporfirismo. Hoy como ayer, su antepenúltimo libro, Andrés Manuel topó con la figura de Catarino Erasmo, un rebelde nacido en Matamoros, Tamaulipas, que 18 años antes del estallido revolucionario de 1910, se levantó en armas en el norte de México. Dado que las condiciones no estaban todavía maduras para demoler el régimen de Porfirio Díaz —régimen que sigue en pie, igual que hace un siglo, según la tesis central de AMLO en aquel volumen—, Catarino se fue a CentroAmérica y conoció a otros luchadores impacientes por transformar la vida pública de sus respectivos países: Antonio Maceo, de Cuba, y Rafael Uribe Uribe, de Colombia.

Y escogió pelear por Colombia, que en aquella época estaba a punto de perder lo que hoy, y desde 1903, es Panamá. En defensa de Panamá y cumpliendo instrucciones de su comandante, Catarino Erasmo muere en cuanto empiezan las hostilidades y es enterrado en una fosa común. Tras resumir en unos cuantos párrafos el contenido de su nuevo libro, AMLO también explicó que Uribe Uribe es el revolucionario “que inspiró a García Márquez para el personaje del coronel Aureliano Buendía”.

El revolucionario mexicano, Catarino Erasmo Garza.

El revolucionario mexicano, Catarino Erasmo Garza.

Por eso, en las primeras líneas de esta columna, pregunté, retóricamente, cómo murió el coronel Buendía. Ahora agrego: ¿cómo murió su modelo? Al reverso de los cien años de soledad que de repente le cayeron encima al coronel Aureliano Buendía cuando mojaba por última vez las raíces del castaño, Uribe Uribe expiró en medio de un tumulto mediático, de acuerdo con La forma de las ruinas, la novela más reciente de Juan Gabriel Vázquez, una (según Mario Vargas Llosa) de las voces “más originales” de la nueva literatura latinoamericana.

Tumulto mediático para una época en que no había noticias “en vivo”, información “en tiempo real” (como si el tiempo fuera irreal) ni transmisiones de costa a costa y frontera a frontera. Estamos hablando del 15 de octubre de 1914, en el corazón de Bogotá. Sólo unos años después del debut del alumbrado eléctrico.

Uribe Uribe perdió todas las guerras civiles que “promovió” (palabra de García Márquez) pero ganó batallas espectaculares (como la del puente de Peralonso). Si las guerras civiles entre conservadores y liberales de antes valieran como “contiendas electorales” de hoy, AMLO (que ganó con la audacia de Uribe Uribe la batalla del desafuero) tendría algo en común con Aureliano Buendía, el hombre que nunca dejó que lo retrataran.

Soy, confieso, lector asiduo de Juan Gabriel Vázquez (Bogotá, 1980). Su primera novela, La verdadera historia de Costaguana, trata precisamente de la invención de Panamá por cuenta de las empresas estadunidenses que necesitaban apoderarse de esa tripa de tierra entre el Atlántico y el Pacífico para abrir su canal. Ahora, después de conocer a Uribe Uribe en La forma de las ruinas, habría que regresar a Costaguana y buscar entre sus personajes al militar que efecto perdió todas las guerras en que estuvo metido, y al internacionalista mexicano que, así como lo relata AMLO en su nuevo libro, cayó a las primeras cambio.

Comentarios

  1. Luz angélica rojas

    Esperemos ver un mejor destino para los mexicanos y que amlo y nosotros con el ganemos más batallas y la guerra y tal vez, tal vez, se hable incluso de acuerdos de paz….nos lo merecemos

  2. candelario gurrola crespo

    YA EN UN COMENTARIO ANTERIOR DECIA QUE LOS POLITICOS MEXICANOS SON Y SEGUIRAN SIENDO LOS MAS RATAS QUE EXISTEN EN EL MUNDO Y MUCHAS EMPRESAS FINANCIAN SUS CAMPAÑAS POLITICAS A CAMBIO DE CONCECIONES QUE NO FAVORECEN AL PUEBLO EL CUAL ESTA MAS POBRE QUE NUNCA MIENTRAS ESOS POLITICOS HACEN FIESTAS DE CUMPLE AÑOS DONDE SE GASTAN EN UN DIA LO QUE UN OBRERO GANA EN UN AÑO PARA PODER SOBRE VIVIR PERO BUENO COMO DICE UNA PERIODISTA DE CANAL ONCE AQUI NOS TOCO VIVIR EN DONDE TODOS SOBRE VIVIMOS PARA QUE ESOS POLITICOS SIGAN HACIENDOCE MAS RICOS

  3. GUSTAVO

    CON DIFAMACIONES, MENTIRAS, CALUMNIAS COMO ESTAS DE LOPEZ OBRADOR, ES COMO EL COMUNISMO GANA EL PODER, YA EN EL SOLO VUELVE MAS POBRE A LOS OOBRES, QUITANDOLES A QUE SE SI HAN TRABAJADO HONESTAMENTE PARA DARLE AL QUE EL PEJE HA EMPOBRECIDA MAS DICIENDOLES POBRE. ESTA ESTRATEGIA LA UTILIZA LA MAFIA INTERNACIONAL LLAMADA COMUNISMO, SOCIALISMO O IZQUIERDA, DESPUES COMO EN VENEZUELA Y COMO EN CUBA YA NO SE VAN DEL PODER CON NADA,

  4. En la fiesta estuvo Yeickol de MORENA, y don Porfi Muñoz Ledo, afines a Andres Manuel, perderan la calificación positiva con la que cuentan por parte del líder?

Enviar un comentario